Blog CITEA Alzheimer

La Reserva Cognitiva: ¿Qué es y qué implica?

FORMACIÓN ALZHEIMER, investigación, Profesionales hablan Deje un comentario  

reserva cognitiva y alzheimer

La reserva cognitiva es un interesante concepto que explica por qué hay personas que sufren una demencia tipo Alzheimer y sin embargo no muestran síntomas de la enfermedad. En este artículo de nuestra especialista en neuropsicología repasamos en qué consiste y te explicamos qué factores influyen en ella.

Qué es la Reserva Cognitiva

Desde la década de los 80 se viene observando a numerosas personas mayores que fallecen sin aparentes síntomas de demencia, aunque estructuralmente ocurre todo lo contrario. Concretamente, su cerebro evidencia que tiene Enfermedad de Alzheimer y su comportamiento es el de una persona sana. No presentan problemas de memoria y se mantienen independientes hasta el final de sus vidas. No obstante, estas personas muestran en promedio un cerebro de mayor tamaño que el resto de sujetos estudiados, y los investigadores que han trabajado en este ámbito concluyen que la mayor masa encefálica los protege, creando una ‘reserva cerebral’ que retrasa la aparición de los síntomas clínicos de la enfermedad.

Así pues, este concepto se ha utilizado en el campo de la investigación de la Enfermedad de Alzheimer y en el envejecimiento normal para explicar esta falta de correspondencia entre las características clínicas de los pacientes y los hallazgos neuropatológicos. Este concepto hace referencia a que, ante la misma cantidad y tipo de daño cerebral, las personas que tienen mayor reserva cognitiva activan mecanismos que compensan el daño.

Factores que aumentan la Reserva Cognitiva

A continuación se exponen algunos factores que parecen incrementar la reserva cognitiva:

  • Nivel educativo: a más años de estudio, mayor reserva cognitiva.
  • La actividad intelectual: es según la bibliografía la variable más importantes para la formación de la reserva cognitiva.
  • Ocupación: no solo el tiempo que dedicas a trabajar importa, sino también el contenido del trabajo. Si es intelectualmente demandante, la reserva cognitiva será mayor.
  • Tiempo libre: las personas con más intereses y que participan en más actividades de ocio, parece que también contribuyen a su reserva cognitiva.
  • Características innatas: hay personas que nacen con capacidades que favorecen una mejor reserva cognitiva.

Ahora bien, la reserva cognitiva no es algo material, no es algo que se pueda ver mediante una prueba de neuroimagen. Es un concepto que intenta explicar un fenómeno.

En este sentido, se han propuesto dos hipótesis sobre las bases cerebrales de este fenómeno. Por una parte, la hipótesis estructural o pasiva defiende que la capacidad del cerebro de sobrellevar el daño patológico se da gracias a un mayor volumen cerebral, así como un mayor número de neuronas y conexiones sinápticas. Ha sido llamada reserva cerebral. Por otra parte, el estudio del componente funcional o activo de la reserva cognitiva pretende estudiar las estrategias alternativas utilizadas por algunos pacientes para seguir rindiendo clínica y funcionalmente a pesar del proceso patológico subyacente.

Siguiendo en esta misma línea, la reserva cognitiva, más que un proceso normal utilizado por el cerebro sano, representaría un mecanismo de compensación que el cerebro desarrolla a lo largo de la vida, pero que sólo es funcional ante las limitaciones que impone la patología o el deterioro natural de la edad.

Reserva cognitiva y avance de la enfermedad de Alzheimer

En conclusión, no existe una relación directa entre la severidad del cuadro clínico de la demencia tipo Alzheimer y el grado de daño constatado en el tejido cerebral en los estudios post-mortem. Tener una mayor reserva cognitiva requiere mayor grado de patología antes de que comiencen a afectarse las funciones cognitivas, pero una vez que la afectación alcanza un determinado “umbral”, no se dispone de ningún sustrato para que la reserva actúe y se hacen visibles los síntomas clínicos de la enfermedad.

Alba Sánchez Moya
Psicóloga. Especialista en Neuropsicología en CITEA.


Fisioterapia para enfermos de Alzheimer: claves para estar mejor

FORMACIÓN PARA CUIDADORES, FORMACIÓN PARA PROFESIONALES, Profesionales hablan, programas 1 Comentario

fisioterapia para enfermos de alzheimer

La fisioterapia para enfermos de Alzheimer y otras demencias se ha convertido en una de las herramientas clave en los tratamientos de este tipo de pacientes. Sus resultados más visibles son a nivel físico, pues contribuye a preservar su autonomía personal y su autoestima. Pero además la fisioterapia para enfermos de Alzheimer proporciona muchos otros beneficios. Su papel ya es imprescindible en un abordaje integral del tratamiento de estas enfermedades. En este artículo te explicamos por qué.

Importancia de la fisioterapia para enfermos de Alzheimer y otras demencias

La enfermedad de Alzheimer (EA) y todas las demencias en general constituyen una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores. Generalmente de naturaleza crónica o progresiva, se caracterizan por el deterioro de la función cognitiva más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal. Afectan a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. Dicho deterioro, en multitud de casos, suele ir acompañado de alteraciones en el sistema músculo-esquelético, que contribuyen a disminuir de forma considerable la autonomía de los pacientes afectados. Además, conducen a complicaciones asociadas como el aumento del riesgo a sufrir fracturas por caídas. Dentro de tales alteraciones, las más comunes suelen ser cambios en el tono muscular, en la postura y en la marcha, rigidez articular y disminución de la flexibilidad muscular, lentitud y falta de coordinación de movimientos, además de dolor y deformidad en las articulaciones. La fisioterapia para enfermos de Alzheimer y otras demencias es una herramienta indispensable para combatir este deterioro, manteniendo la autonomía del paciente en la medida de sus posibilidades.

Objetivos de la fisioterapia para enfermos de Alzheimer y otras demencias

El plan de prevención e intervención fisioterapéutica conlleva una evaluación continua de las capacidades físicas de los pacientes mediante una serie de tests y pruebas físicas que se llevarán a cabo tanto en la valoración inicial al abordaje terapéutico como durante las distintas fases de la enfermedad, para así poder marcarnos unos objetivos y desarrollar un programa de actuación desde el ámbito de la fisioterapia.

A modo general, podemos destacar los siguientes objetivos:

  • Conservar las aptitudes motrices
  • Estimular la memoria a través del movimiento
  • Promover el trabajo en equipo y la sociabilidad a través de la actividad física
  • Mejorar la autoestima a través del ejercicio físico
  • Mejorar o mantener la propiocepción y la lateralidad cruzada
  • Mejorar o mantener la coordinación óculo-manual
  • Mejorar o mantener la motricidad fina. Mantener o mejorar el equilibrio en sedestación y bipedestación (mantenerse en posición sentada o de pie)
  • Mantener o mejorar el patrón general de la marcha. Reducir el riesgo a sufrir caídas.

Programas y tratamientos para Alzheimer y demencias que incluyen Fisioterapia

En CITEA Sevilla incluimos planes de prevención e intervención fisioterapéutica en nuestros programas de tratamiento y asistencia a personas con Alzheimer y otras demencias, como son:

Si quieres más información sobre la fisioterapia para enfermos de Alzheimer y otras demencias, no dudes en consultarnos por correo electrónico en info@citeasevilla.es o llamando al teléfono: 954 45 78 86. También puedes plantear tus dudas a través de nuestra página de Facebook o Twitter. Estaremos encantados de atenderte.

Francisco Rodríguez Chacón
Fisioterapeuta en CITEA


El terapeuta ocupacional en tratamientos de demencia

DIAGNÓSTICO, programas Deje un comentario  

terapia ocupacional en CITEA Alzheimer

El papel del terapeuta ocupacional se ha convertido en una clave indispensable en los tratamientos de Alzheimer y otras demencias, ya que ayuda a la persona a retrasar el deterioro de sus funciones y a adaptarse a las nuevas dificultades de su día a día. A continuación te contamos cómo es el trabajo del terapeuta ocupacional y su importancia en estas actuaciones.

La terapia ocupacional es un conjunto de técnicas y actuaciones destinadas a preservar o mejorar la salud en muy distintos ámbitos. Se basa en la realización de tareas y actividades que ayudan al paciente a mantener o mejorar sus funciones cognitivas y físicas. Por ello la terapia ocupacional en personas con demencias resulta de gran ayuda para ralentizar el avance de la enfermedad y mantener en lo posible la autonomía de la persona. El terapeuta ocupacional lleva a cabo un tratamiento no farmacológico, encaminado a frenar el deterioro y a intentar superar las dificultades diarias en la atención a estos pacientes.

Evaluación inicial: diagnóstico ocupacional

El trabajo del terapeuta ocupacional se basa desde un primer momento en una valoración de la capacidad funcional, es decir, cómo el deterioro cognitivo generado por la enfermedad altera la independencia para realizar actividades de la vida diaria. Para valorar dicha capacidad, debe identificar qué funciones no están afectadas y cuáles presentan déficit, en relación a las dificultades que presente para llevar a cabo sus actividades ocupacionales.

Tras la valoración, realiza el diagnóstico ocupacional, mediante el que se realiza el análisis de la actividad, caracterizando las habilidades y destrezas implicadas en la realización de cada paso y analizando qué componentes de ejecución alteran la funcionalidad del sujeto.

En la intervención no se plantean objetivos para mejorar debido al proceso degenerativo de todas las capacidades, sino de mantenimiento y adaptación mediante rutinas que favorezcan la automatización de las tareas diarias.

Tratamientos personalizados útiles para el día a día

El terapeuta ocupacional ofrece especial importancia a la ocupación de la persona, por lo tanto, usa actividades con propósito como principal herramienta de trabajo. Dichas actividades son seleccionadas y modificadas de acuerdo con las destrezas cognitivas conservadas del paciente, y, por lo tanto, valorará qué tipo de asistencia precisa la persona para obtener una respuesta adaptativa en su entorno. Además, deben proporcionar el desafío justo para favorecer el desarrollo de la motivación y una participación adecuada.

Trabajo de terapeuta ocupacional: niveles de actuación

Como método de tratamiento, se realiza una intervención funcional y multisensorial. A nivel funcional, se estimulan los componentes de ejecución aún conservados para realizar de manera autónoma las actividades de la vida diaria. En la intervención multisensorial, se realizan actividades encaminadas a estimular las destrezas sensoriales y perceptuales recibiendo estímulos a través de todos los sentidos.

La terapia ocupacional tiene una visión holística de la persona, por lo tanto, aparte de los objetivos cognitivos y físicos que influirán en la capacidad funcional también tendrán repercusión a nivel emocional y conductual. En cualquier caso, las rutinas y hábitos diarios son los factores clave de la intervención con este tipo de pacientes.

En Citea Sevilla nuestro Programa de Tratamiento Integral y en las actividades de nuestra Unidad de Estancia Diurna cuentan con terapia ocupacional como un servicio incluido.

Si quieres más información sobre este tema no dudes en consultarnos por correo electrónico en info@citeasevilla.es o llamando al teléfono: 954 45 78 86.

Mónica Guzmán Palomares
Terapeuta ocupacional


Cuidar a los cuidadores de personas con Alzheimer u otras demencias

FORMACIÓN ALZHEIMER, FORMACIÓN PARA CUIDADORES 2 Comentarios

Persona con Alzheimer o demencia y su cuidador

Los cuidadores de personas mayores dependientes, especialmente si estas tienen demencia, suelen padecer consecuencias negativas para la salud física y psicológica de los cuidadores, una disminución del ocio y tiempo libre y problemas en el trabajo o la economía. Estas consecuencias dificultan o impiden proporcionar unos cuidados de calidad a nuestro familiar.

¿Qué es la sobrecarga en los cuidadores principales de enfermos con demencia?

El principal riesgo del cuidador principal es la sobrecarga. La carga del cuidador depende de las repercusiones del hecho de cuidar y de las estrategias de afrontamiento y apoyo con que se cuenta. Muchos son los indicadores que permiten anticipar si el cuidador principal está en riesgo de sobrecargarse o ya lo está. Las señales de alarma de un cuidador con sobrecarga son:

  • El cuidador sobrecargado tiene una gran sensación de estrés, se encuentra cansado, irritable, duerme mal, se frustra fácilmente, etc.
  • El cuidador sobrecargado ha perdido las ganas de hacer cosas o de relacionarse con gente.
  • Un cuidador sobrecargado toma más ansiolíticos o antidepresivos.
  • Cuando un cuidador se sobrecarga es fácil que experimente síntomas físicos que no reflejan una enfermedad real, sino que son indicio de su estrés, tratándose de somatizaciones.

Factores de riesgo de sobrecarga en los cuidadores

Existen una serie de factores de riesgo que podrían aumentar la probabilidad de padecer sobrecarga en el cuidador principal. A continuación se exponen los principales:

  • El escaso o ausente apoyo de instituciones o de la propia familia. Esto ocasiona no sólo cansancio físico, sino una sensación progresiva de que el enfermo depende íntegramente del cuidador principal.
  • La falta de tiempo libre y abandono de actividades gratificantes. Muchos cuidadores tienden a recortar progresivamente su autonomía hasta hacer de su rutina una extensión del cuidado del enfermo.
  • El desconocimiento de la enfermedad. Muchos cuidadores no reciben ninguna instrucción en el manejo de los enfermos, por lo que no saben cómo reaccionar ante elementos tan estresantes como, por ejemplo, las alteraciones conductuales.
  • La percepción de la propia salud por parte de los cuidadores es mala. Se ha encontrado que los cuidadores tienen una peor salud cardiovascular, mayores índices de obesidad, más marcadores metabólicos indicadores de estrés y mayor riesgo de pérdida cognitiva.

¿Cómo prevenir y aliviar la sobrecarga en el cuidador?

Por todo esto que venimos diciendo, el cuidador debe entender que su bienestar va a depender de varios aspectos, entre ellos: su salud, la ayuda que reciba de otros familiares, la ayuda que recibe de las instituciones, el apoyo, agradecimiento y reconocimiento de otros familiares, la información que posee sobre cómo cuidar y resolver problemas del cuidado, su capacidad para actuar ante algunos comportamientos difíciles y su forma de enfrentarse a la situación del cuidado, y superar situaciones difíciles.

Así, para enseñar a los cuidadores a disminuir la carga, el estrés y el malestar asociado al cuidado y elevar su calidad de vida, CITEA organiza las “Tardes del Cuidador”, un grupo de apoyo de asistencia gratuita abierto familiares de personas afectadas por demencia. En él se comparten experiencias, consejos, estrategias de afrontamiento y pautas de actuación ante los diferentes problemas que pueden ir surgiendo durante el cuidado. El grupo se reúne un martes cada dos semanas, en una sesión de 90 minutos. Si estás interesado en asistir o conoces a alguien que pueda estarlo sólo tienes que solicitar tu asistencia por correo electrónico en info@citeasevilla.es o llamando al teléfono: 954 45 78 86. ¡Te esperamos!


Curso de Introducción a la Estimulación Cognitiva

FORMACIÓN ALZHEIMER, FORMACIÓN PARA CUIDADORES, FORMACIÓN PARA PROFESIONALES, profesionales citea, Profesionales hablan Deje un comentario  

Curso de Introducción a la Estimulación Cognitiva

Muchos de nosotros ejercemos nuestra labor profesional con la ayuda de la conocida Estimulación Cognitiva, o bien, conocemos alguna persona de nuestro entorno cercano que se beneficia de esta técnica de intervención. Sin embargo, ¿sabemos qué es realmente la Estimulación Cognitiva? ¿cómo debe aplicarse y con qué propósito? Te lo contamos a continuación.

Qué es la Estimulación Cognitiva

Podemos definir la Estimulación Cognitiva como un conjunto de técnicas y estrategias que tratan de optimizar la eficacia del funcionamiento de las distintas funciones cognitivas superiores (atención, memoria, lenguaje, orientación, funciones ejecutivas, gnosias y praxias) a través de una serie de situaciones y actividades concretas. De una manera más o menos directa o estructurada, algunas de las técnicas o intervenciones que influyen en la mejora y rehabilitación de dichas funciones cognitivas son: Entrenamiento Cognitivo, Terapia de Orientación a la Realidad, Ayudas Externas, Terapia de Estimulación Sensorial, Arteterapia, Terapia de Reminiscencia, Psicomotricidad, Entrenamiento en Actividades de la Vida Diaria, Modificación Cognitiva de la Conducta y Musicoterapia.

 

Cómo se aplica la Estimulación Cognitiva

Los materiales que podemos utilizar para estimular las funciones cognitivas son muchos y variados. De esta forma pueden emplearse objetos de la vida cotidiana, juegos, cuadernos de pasatiempos, láminas de imágenes y cuadernos de ejercicios, entre otros. Asimismo, el soporte y el formato de presentación puede ser muy diverso. Podemos encontrar materiales visuales, auditivos, informatizados, etc.

Los campos de aplicación más importantes de la Estimulación Cognitiva son:

  • Retraso madurativo infantil: problemas de adquisición del lenguaje, retraso psicomotor.
  • Trastornos del neurodesarrollo: TEA, TDAH.
  • Discapacidad (sensorial e intelectual): hipoacusia, síndrome de Down.
  • Dificultades de aprendizaje escolar: disgrafía, discalculia, dislexia.
  • Trastornos psiquiátricos: esquizofrenia.
  • Enfermedades neurodegenerativas: demencias, esclerosis múltiple.
  • Daño cerebral adquirido: traumatismos cranoencefálicos, accidentes cerebrovasculares, tumores cerebrales.

 

Bases de la Estimulación Cognitiva

Por su parte, la Estimulación Cognitiva parte de unos presupuestos básicos:

  • La plasticidad cerebral. El cerebro tiene capacidad de adaptación y cambio a diferentes estímulos. Esto hace que haya cambios tanto a nivel funcional como a nivel estructural. Estas modificaciones se producen como consecuencia del aumento de conexiones entre las distintas neuronas cerebrales.
  • El funcionamiento de nuestras capacidades mentales dependen, no sólo de factores genéticos y hereditarios, sino también del aprendizaje producido por la continua interacción con el ambiente. Es importante tener este factor en cuenta, ya que implica que la conducta puede modificase y mejorar con la práctica. Así, desde el punto de vista de la Estimulación Cognitiva, el concepto de plasticidad cerebral es importante ya que bajo el efecto de estimulaciones apropiadas y constantes, el cerebro puede modificar favorablemente su estructura y funcionamiento, es decir, puede aprender.

 

Curso de Introducción a la Estimulación Cognitiva

Para orientar a otros profesionales sobre las bases y técnicas de intervención en la estimulación cognitiva, en CITEA organizamos una formación teórico-práctica gratuita con los siguientes contenidos fundamentales:

  • Estimulación Cognitiva: definición y concepto
  • Justificación y fundamentación de la Estimulación Cognitiva
  • Recursos y materiales
  • Estrategias de intervención
  • Funciones Cognitivas
  • Actividades/tareas de Estimulación Cognitiva

Nuestro curso de Estimulación cognitiva está planteado como una introducción a estas técnicas: qué es, en qué consiste, a qué población puede ir dirigida, con qué recursos, cómo puedes llevarlas a cabo y estrategias con las que contamos para su aplicación.

Cómo asistir

El curso de Introducción a la Estimulación Cognitiva se lleva a cabo periódicamente en las instalaciones de CITEA.  Se desarrolla en una sola tarde y es de asistencia gratuita, con plazas limitadas hasta agotar el cupo. Si quieres acudir a la próxima edición sólo tienes que solicitar tu asistencia por correo electrónico en info@citeasevilla.es o llamando al teléfono: 954 45 78 86. ¡Te esperamos!

 

 


Nuevas plazas subvencionadas en nuestra Unidad de Día y en Estimulación Cognitiva

programas, Proyectos sociales, UNIDAD DE ESTANCIA DIURNA ESPECIALIZADA Deje un comentario  

Plaza social CITEA

En CITEA ofrecemos plazas subvencionadas para nuestra Unidad de Estancia Diurna y nuestro programa de Estimulación Cognitiva a familias que lo necesiten. Sigue leyendo para saber cómo hay que solicitarla.

Cuando una persona comienza a sufrir los síntomas de Alzheimer o de otra demencia, su vida cambia y la de toda su familia también. En muchas ocasiones el trabajo y otras exigencias del día a día obligan a confiar el cuidado de la persona enferma a profesionales, dentro o fuera del hogar. Al tratarse de servicios especializados no están al alcance de todos los presupuestos. Por eso en CITEA, como parte de nuestra política de Responsabilidad Social Corporativa, queremos contribuir activa y voluntariamente a mejorar nuestra comunidad. Pensando en aquellos cuyas circunstancias son más desfavorables, hemos creado la subvención “Plaza Social” que supone una reducción de hasta el 50% del precio en programa de Unidad de Estancia Diurna CITEA (para fases moderadas-avanzadas) o en el Programa de Estimulación Cognitiva (para fases iniciales).

¿Quién puede solicitarlas?

Nuestras plazas subvencionadas están pensadas para un tipo de paciente específico, cuyo perfil se ajusta a cada servicio ofertado.

Para solicitar la plaza subvencionada en la Unidad de Estancia Diurna, el paciente debe cumplir estas condiciones:

  • Ser paciente de enfermedad de Alzhéimer u otras demencias
  • Tener solicitada la ley de dependencia (lee aquí cómo puede solicitarse)
  • Ser residente en el área metropolitana de Sevilla

Para solicitar la plaza en nuestro Programa de Estimulación Cognitiva en grupo, es necesario que el paciente:

  • Sufra deterioro cognitivo leve
  • Sea residente en el área metropolitana de Sevilla


¿Cómo se solicitan?

Para acceder a las plazas subvencionadas hay que solicitarlas usando una de las siguientes vías:

  • Por correo electrónico: descarga el formulario y envíalo a info@citeasevilla.es. Nos pondremos en contacto contigo para indicarte la documentación complementaria.
  • En nuestro centro en C/Virgen de Montserrat 10, Sevilla. Te entregaremos un formulario que deberás devolver cumplimentado junto con la documentación requerida.

En un plazo de diez días desde la entrega de la solicitud nos pondremos en contacto con vosotros para comunicaros si el paciente cumple los requisitos. En caso afirmativo, se convertirá en candidato y pasará a la lista de la modalidad de “Plaza Social” que haya solicitado. Las listas se conformarán por estricto orden de recepción de las solicitudes y la adjudicación de plazas se hará siguiendo el orden de la lista: se asignará cada plaza al primer candidato de cada lista y el resto pasará a una lista de reserva. Si una de las plazas es rechazada o queda vacante, o en caso de que ampliemos las subvenciones, las nuevas plazas se irán ofreciendo en ese mismo orden de lista.

Si quieres aclarar alguna duda sobre las condiciones de esta convocatoria, puedes ponerte en contacto con nosotros por correo electrónico en info@citeasevilla.es o por teléfono llamando al teléfono: 954 45 78 86


¿Qué hay que hacer para prevenir la demencia?

Campaña de diagnóstico inicial, FORMACIÓN ALZHEIMER, Preguntas y respuestas Deje un comentario  

diagnóstico precoz para prevenir la demencia

Para prevenir la demencia es fundamental anticiparse y actuar ante los primeros síntomas. De ahí la importancia de detectar precozmente los signos de alarma y diferenciarlos del deterioro normal de las funciones de la persona. En este post te contamos algunas de estas claves.

A medida que envejecemos es común experimentar momentos de olvido. Sin embargo, cuando los olvidos se hacen frecuentes y repetidos y afectan muchas áreas de su vida, son una causa de preocupación. Algunos ejemplos de los olvidos más frecuentes son:

  • Repetir las mismas frases, preguntas, o historias en la misma conversación.
  • Confundirse acerca de qué día de la semana es.
  • No poder estar al tanto de lo que pasa cada día (por ejemplo: no poder recordar cuál de los medicamentos de la mañana tomó).
  • Dificultad al tomar decisiones o al manejar el dinero.
  • Perderse en lugares conocidos.
  • Tener amigos o familiares que están preocupados por su memoria.

Reconocer y diferenciar las pérdidas de memoria

Para establecer estrategias que nos permitan prevenir la demencia es necesario conocer y diferenciar los distintos tipos de alteraciones mnésicas (alteraciones de la memoria). En concreto existen tres tipos diferentes de pérdida de la memoria, los cuales tienen distintas causas:

  • Pérdida normal de la memoria

Declive cognitivo asociado al envejecimiento normal.

  • Pérdida reversible de la memoria

Algunos problemas médicos tales como reacciones a una medicación, tumores cerebrales, problemas de tiroides, traumatismos, fiebre alta, deshidratación, consumo de alcohol, deficiencia de vitamina B12 o escasa nutrición pueden causar síntomas como olvidos y pérdida de la memoria a corto plazo.
Las situaciones traumáticas o estresantes de la vida, así como también ciertas condiciones psiquiátricas (como ansiedad y depresión) igualmente pueden afectar la concentración y causar pérdida de la memoria a corto plazo. Así como el Deterioro Cognitivo Leve (DCL en adelante), entendido como el estadio intermedio entre el envejecimiento normal y la posible demencia.

  • Pérdida permanente de la memoria

Algunas enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer pueden causar daño permanente e irreversible a las células cerebrales.

Así pues, dada la importancia que supone discriminar entre los cambios cognitivos asociados a un envejecimiento normal del Sistema Nervioso y las distintas formas de enfermedades que implican deterioro neuropsicológico, ha aparecido el término DCL.

El DCL puede definirse como un declive de la función cognitiva superior al esperable por el envejecimiento típico; el declive suele reconocerse por quienes lo experimentan y ocasionalmente por las personas de su alrededor. No compromete su funcionamiento cotidiano.

En la actualidad todavía no está clara la progresión desde el DCL hasta la aparición de demencia, entre otras cosas porque no todos acaban desarrollando una demencia. Por tanto, el DCL podría ser un factor de riesgo elevado para desarrollarla, pero no un predictor irrevocable.

Importancia de la estimulación cognitiva

Así, el comienzo del tratamiento es un momento crucial, siendo lo idóneo su inicio en una fase previa a la enfermedad, es decir, cuando existe deterioro asociado al envejecimiento normal o DCL. Desde el ámbito de la neuropsicología la terapia que ha recibido un mayor interés en la intervención en demencias es la estimulación cognitiva.

CITEA cuenta con un Programa de Estimulación Cognitiva Preventiva, en el que se trabaja tanto en formato grupal como individual con el objetivo de mantener/potenciar el funcionamiento cognitivo y reducir el riesgo de padecer demencia.

En síntesis, todas aquellas acciones dirigidas a preservar la salud en el adulto mayor deben estar dirigidas al mantenimiento de la autonomía e independencia personal, aspecto que proporcionaría una mayor satisfacción y calidad de vida en personas de edad avanzada. Así, los adultos mayores con algún deterioro cognitivo pueden beneficiarse de la estimulación cognitiva preventiva, la cual le permite aumentar sus potencialidades y disminuir así, el riesgo de que este deterioro empeore.

Detectar a tiempo estos problemas es fundamental para prevenir la demencia o frenar su avance. Si necesita consultar un caso concreto, puede preguntar a nuestros expertos o ponerse en contacto con nosotros.

CITEA, Radio Abierta y Mujeres por el barrio en materia de prevención del Alzheimer

FORMACIÓN ALZHEIMER, Proyectos sociales Deje un comentario  

radio abierta

CITEA, charlamos sobre el Alzheimer y su prevención en Radio Abierta con Mujeres por el Barrio. Mañana martes 31 de enero a las 10.30

El objetivo fundamental de CITEA está siendo el trabajar por la prevención de la demencia ya que actualmente la enfermedad no tiene cura. Apostamos por el trabajo precoz, detectando síntomas del envejecimiento normal y síntomas del deterioro cognitivo leve para poder actuar desde ese momento e intentar desviar la demencia, se puede.

CITEA tiene un compromiso social corporativo en el que colabora con diversas entidades sociales, en este caso Radio Abierta y Mujeres por el Barrio.

Radio Abierta Sevilla es una pequeña radio comunitaria de Polígono Sur que se emplaza en el colegio público CEIP Andalucía. Aunque discreta, intenta servir como radio de los vecinos y las vecinas, como instrumento para conectar los distintos actores que intervienen en Polígono Sur. Desde aquí intentamos tratar las noticias del barrio y a la vez que sean los propios vecinos y vecinas quienes las cubran y hagan de periodistas. Acogemos desde programas escolares con alumnos de 6º de primaria hasta programas de mujeres como “Mujeres por el Barrio”.

Este es un programa protagonizado por 4 mujeres, amas de casa, que hace ya cuatro años decidieron salir a la calle y tomar su espacio y su vida. Así nace Mujeres por el Barrio, quienes a pesar de las dificultades que se les han presentado al abandonar “la cocina de sus hogares” han hecho frente a numerosos problemas del barrio, tratándolos y debatiendo directamente con los responsables (políticos, técnicos de la administración, etc). Y todo su trabajo se traduce en el premio de Comunicación que han ganado en 2016 de la Junta de Andalucía como “Mejor programa de entretenimiento”.

Enlace para escuchar el programa de radio con Alba Sánchez, psicóloga especialista en neuropsicología en CITEA

Enlace a Radio Abierta

Enlace al proyecto Mujeres por el Barrio

Enlace a otros proyectos sociales


Personas con demencia que no reconocen su enfermedad

FORMACIÓN ALZHEIMER, FORMACIÓN PARA CUIDADORES, Preguntas y respuestas Deje un comentario  

anosognosia

Personas con demencia que no reconocen su enfermedad: Anosognosia.

CONSULTA:

Buenos días, mi padre de 70 años y con antecedentes familiares de demencia senil, desde hace un par de años viene dando señales de pérdida de memoria. Nos pregunta y nos cuenta muchas veces las mismas cosas en breve período de tiempo y a veces parece que no sigue las conversaciones o incluso la televisión. Sin embargo creemos que realmente no se da cuenta de hasta qué punto no recuerda las cosas y se niega a ir al médico, ya que él dice que son cosas de la edad. ¿Hay algo que podamos hacer si él no quiere ir al médico? ¿Cómo podemos hacerle ver la importancia del diagnóstico precoz? Agradecería cualquier orientación al respecto, ya que los que le rodeamos vemos la degradación, pero él parece no darse cuenta.
Un saludo.
Gracias de antemano.

Algunos pacientes con Enfermedad de Alzheimer no tienen conciencia de la enfermedad (lo que técnicamente se conoce como anosognosia) y niegan los problemas que observa su familia, aparentemente esto es lo que le podría suceder a su padre.

Cuando a estos pacientes se les pone en situaciones que evidencian sus alteraciones de memoria, tienden a dar excusas tales como la que usted nos comenta (que son cosas de la edad). Es muy complicado que colaboren con nosotros, se opondrán a cualquier intento de ayuda por parte de la familia.

Es importante entender que la negativa de su familiar de acudir a consulta forma parte de su enfermedad. Si se crea o mantiene una relación adecuada, las posibilidades de que su padre tenga una predisposición a colaborar con usted aumentarán.

“Algunas estrategias de actuación que pueden emplear para promover la colaboración de su padre”:

  • Evaluar la mejor hora para plantearle ir al médico. Las mañanas suelen ser un buen momento del día ya que por lo general la persona está descansada.
  • Establecer contacto visual, colocarnos a la altura de sus ojos. Si la persona no nos mira podemos girar suavemente su cabeza para intercambiar las miradas. También podemos utilizar el contacto físico para dar mayor seguridad y confianza.
  • Comenzar a hablarle sobre cosas agradables que le hayan sucedido puede ser también una buena estrategia.
  • Hablar con un tono de voz calmado, evitando gritar o gesticular demasiado. Es muy importante no discutir con la persona para no entrar en conflicto.
  • Permitir conductas alternativas o diferentes elecciones en la medida de lo posible. Por ejemplo al plantearle ir al médico, no obligarle a ir en un determinado momento, sino plantearle un par de alternativas posibles para que él pueda elegir.
  • Plantear las cosas como personas adultas que son y no como niños. Si a la primera no conseguimos que nos haga caso, dejarle un tiempo y volver a planteárselo más tarde.
  • Buscar la motivación mejor que la obligación. Exponerle que irá a su médico de cabecera a hacerse una revisión, en lugar de decirle que irá porque tiene pérdidas de memoria. Simplemente cambiando la forma de plantear la situación podemos hacer que cambie su forma de reaccionar ante ésta.

 

Por otro lado, en relación a la segunda pregunta que nos plantea, la falta de conciencia del déficit mencionada anteriormente puede impedir que su padre entienda la importancia de un diagnóstico precoz. Sin embargo, puede comprender la importancia de ejercitar la mente para mejorar/mantener su estado cognitivo. Es muy importante que sean comprensivos con su situación y eviten hablar delante de él como si no estuviera presente o hablar por él en determinados momentos.

Sin embargo, esto no quiere decir que no se deba comunicar el diagnóstico a nuestro familiar. El enfermo tiene derecho a conocer su diagnóstico y a saber en qué consiste su enfermedad. Aclaremos sus dudas y procuremos darle la seguridad de que no estará solo a lo largo de su evolución.

Muchas gracias por su consulta, espero haber servido de ayuda.

Alba Sánchez Moya. Psicóloga especialista en neuropsicología en CITEA.

Si quiere consultar cualquier cuestión puede hacérnosla llegar a través del AULA PREGUNTA-RESPONDEMOS


Cómo solicitar la ley de la dependencia

Preguntas y respuestas, Profesionales hablan, Proyectos sociales, recursos, Sin categoría Deje un comentario  

Junta_de_Andalucia_logo-01-180x135

Una consulta de C.N.S. para el Aula Pregunta-Respondemos: “Me gustaría saber si puedo pedir la Ley de la Dependencia, y si fuese así a qué lugar me tengo que dirigir. Gracias!!”

Responde Delfina Rodríguez Álvarez. Trabajadora Social en CITEA:

La ley 39/2006 de Promoción de la Autonomía y Atención a las Personas en situación de Dependencia, comúnmente conocida como Ley de la Dependencia, entró en vigor en enero de 2007, y actualmente continúa en vigor.

Los requisitos para ser beneficiario de los servicios y/o prestaciones ofrecidos por la Ley de la Dependencia son los siguientes:

  • Encontrarse en situación de dependencia en alguno de los grados establecidos por la Ley.
  • Tener nacionalidad española.
  • Residir en territorio español al menos durante cinco años, de los cuales dos serán inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.
  • Estar empadronado en la comunidad Autónoma donde se solicita.

El procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia y del derecho a las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia se iniciará a instancia de las personas titulares de derechos o de quienes ostentan su representación y tiene varios pasos:

1. SOLICITUD:

La solicitud irá acompañará, con carácter perceptivo, de la siguiente documentación:

a. DNI/ NIE/ NIF/ PASAPORTE de la persona solicitante.
b. Certificado/s de empadronamiento de la persona solicitante.
c. Informe de condiciones de salud (adjuntar solo en caso de pertenecer a MUFACE, MUGEJU o ISFAS).
d. En su caso, DNI/ NIE/ NIF/ PASAPORTE de la persona representante.

i. Sentencia judicial de incapacitación que designe a la persona representante o resolución judicial que nombre a dicha persona, en su defecto.
ii. Declaración de guardador/a de hecho.
iii. Autorización para la representación voluntaria.
iv. Poder notarial.
v. Declaración de mandato verbal.

Y se presentará en los servicios sociales comunitarios correspondientes al municipio de residencia de la persona solicitante.

2. VALORACIÓN:

Una vez completada la documentación, los Servicios Sociales Comunitarios la remitirán al correspondiente órgano de valoración, que comunicará a la persona solicitante el día y hora en que los profesionales del citado órgano acudirán a su domicilio o lugar de residencia para efectuar la valoración.

Al objeto de determinar el grado de dependencia, las personas encargadas de baremar realizarán los reconocimientos y pruebas correspondientes. La valoración se fundamentará en los correspondientes informes sobre la salud de la persona y sobre su entorno habitual, así como la información obtenida mediante la observación, la comprobación directa y la entrevista personal de evaluación llevada a cabo por el profesional cualificado y formado específicamente para ello.

Una vez concluida la valoración de la situación de dependencia el órgano de valoración elevará, a la persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería correspondiente en materia de servicios sociales, una propuesta de resolución conteniendo el dictamen sobre el grado de dependencia, con especificación de los servicios y prestaciones que la persona pueda requerir.

3. RESOLUCIÓN DE GRADO

La persona titular de la Delegación Provincial de la Consejería correspondiente en materia de servicios sociales dictará la correspondiente resolución, que determinará:

a. El grado de dependencia de la persona solicitante, con indicación de la efectividad del derecho a las prestaciones de dependencia.

b. Los servicios o prestaciones que, en su caso correspondan a la persona interesada de acuerdo con su grado de dependencia.

4. PROGRAMA INDIVIDUAL DE ATENCIÓN

Una vez comunicada la resolución de reconocimiento de la situación de dependencia a los Servicios Sociales Comunitarios que hayan iniciado la tramitación del procedimiento.

Éstos deberán realizar un informe social en el que se detalle la situación social, familiar y del entorno de la persona en situación de dependencia.

Durante la elaboración del Programa Individual de Atención se dará participación, a la persona beneficiaria, o en su caso, a su familia o entidades tutelares que la representen.

Los Servicios Sociales Comunitarios remitirán a la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de servicios sociales, además de la propuesta de programa individual de atención, las declaraciones, la documentación acreditativa de trámite de audiencia así como el informe social.

5. APROBACIÓN DEL PAI

La persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de servicios sociales dictará, previas las comprobaciones que procedan, resolución por la que se aprueba el Programa Individual de Atención.
Éste contendrá:

a. Datos y circunstancias personales y familiares de la persona en situación de dependencia.
b. Servicio o servicios prescritos, con indicación de las condiciones específicas de la prestación de éste, así como de la participación que en el coste del mismo pudiera corresponder a la persona en situación de dependencia en situación de dependencia según su capacidad económica.
c. En su caso, de no ser posible el acceso a un servicio público o concertado de atención y cuidado, prestación económica vinculada a un servicio.
d. Excepcionalmente, prestación económica para cuidados familiares, cuando la persona beneficiaria esté siendo atendida en su entorno habitual y se reúnan las condiciones adecuadas de convivencia y habitabilidad de la vivienda.
e. En su caso, prestación económica de asistencia personal, con indicación de las condiciones específicas de acceso a dicha prestación.

logo_cabecera

Para iniciar los trámites es preciso dirigirse a:

  • Las UTS del Ayuntamiento, Unidades de Trabajo Social, las cuales están divididas por zonas, pertenecientes a cada distrito.

Si necesitas más información sobre este tema puedes contactar con nuestro Gabinete de Asesoramiento gratuito.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies