DIAGNÓSTICO


Valoración de fisioterapia en la enfermedad de Alzheimer y otras demencias

DIAGNÓSTICO, Profesionales hablan, programas Deje un comentario  

Valoracion de fisioterapia en Alzheimer y demencias

La valoración de fisioterapia es un reconocimiento exhaustivo de las capacidades físicas y funcionales de la persona, que intenta detectar alteraciones y limitaciones en lo que se considera un alcance normal para una edad y estilo de vida determinados. En el caso de enfermos de Alzheimer y demencia se trata de una pieza fundamental de la valoración integral del paciente, ya que el avance de la enfermedad suele acarrear un deterioro físico paralelo al cognitivo. A continuación detallamos las áreas y puntos clave de este tipo de estudio.

La valoración de fisioterapia es una pieza clave en la evaluación del estado general de un paciente con Alzheimer u otro tipo de demencia. Es muy frecuente asociar este tipo de enfermedades con el deterioro mental, si embargo no es el único aspecto en que estas patologías limitan la autonomía del paciente. El deterioro cognitivo presente en la enfermedad de Alzheimer (EA) y otras demencias suele ir acompañado de una serie de alteraciones físicas y funcionales propias de la enfermedad cuando ésta avanza.

Dichas alteraciones en las funciones motoras se pueden manifestar de diversas maneras:

  • Rigidez muscular secundaria al aumento de tono muscular.
  • Reducción de la movilidad articular.
  • Disminución de la sensibilidad propioceptiva: reconocimiento de la posición y movilidad articular, esquema corporal, control postural y equilibrio.
  • Disminución en la coordinación de movimientos.
  • Alteraciones en el patrón de la marcha y en las transferencias.
  • Alteraciones en la coordinación óculo-motora y en la motricidad fina.
  • Disminución progresiva del nivel de actividad física.
  • Aumento del riesgo a sufrir caídas.

 

El plan de intervención fisioterapéutica, como ya señalamos en anteriores entradas, es clave dentro del programa de tratamiento integral de la EA y otras demencias, puesto que contribuye a potenciar la autonomía del paciente. Para llevarlo a cabo, por tanto, es indispensable realizar una valoración inicial de las capacidades físicas de los pacientes con el fin de elaborar un programa de intervención en base a unos objetivos específicos establecidos en función de los resultados de dicha valoración. Es importante señalar que las valoraciones deben repetirse con cierta periodicidad, o en momentos en los que se aprecie en el paciente un cambio físico de relevancia, para evaluar posibles nuevos objetivos y, si es necesario, establecer modificaciones en el tratamiento de fisioterapia.

Existen multitud de posibilidades a la hora realizar la valoración de las distintas alteraciones que se pueden producir a nivel físico. A continuación, expondremos algunas de las más utilizadas en estos pacientes:

Valoración de fisioterapia analítica

 

  1. Valoración del dolor.

En la anamnesis, junto con la observación clínica del fisioterapeuta, es el propio paciente quien nos indica en qué zona siente dolor, durante qué movimientos y/o en qué momentos.

Si su deterioro cognitivo es avanzado y no es capaz de expresar su dolor verbalmente, podemos utilizar la escala Painad en la que, tanto en reposo como en movimiento, se clasifica el dolor en leve, moderado o severo según observemos la respiración, la expresión facial y corporal, la consolabilidad, etc.

  1. Balance articular y muscular.

Observamos posibles limitaciones en la movilidad de las articulaciones (si se precisa, se puede utilizar el goniómetro) y evaluamos el tono y la fuerza muscular de tronco y miembros, pudiendo utilizar para ello el test de Daniels.

  1. Valoración de la piel y estado circulatorio.

Desde la observación clínica, evaluamos posibles alteraciones de la circulación sanguínea y linfática (inflamación de miembros, varices, color de la piel, etc.).

 

Valoración de fisioterapia funcional

  • Flexibilidad.

Se observa la forma en que se realizan los movimientos a la hora de solicitar distintas acciones. Por ejemplo, tocar el suelo con la mano, juntar puños a nivel posterior del tronco, tocarse la oreja contraria, etc.

  1. Motricidad fina.

Se solicitan movimientos finos tales como la oposición pulgar, realizar pinza fina, pinza gruesa, etc.

  1. Coordinación óculo-motora.

Se observa si el paciente, por ejemplo, calcula bien la distancia y la velocidad a la que va un objeto a la hora de lanzarlo y/o recibirlo.

  1. Propiocepción.

Existen múltiples formas de valorarla: imitación de posturas o movimientos, reconocimiento de una determinada posición articular sin ayuda visual, control postural en bipedestación o sedestación, …

  1. Equilibrio y marcha:

Aunque desde la observación clínica podemos determinar cómo se encuentra el paciente para mantenerse de pie y caminar por sí mismo, la escala Tinetti nos puede indicar de forma más precisa hasta qué punto se encuentran alterados el equilibrio y la marcha, si necesita supervisión/ayuda de otra persona para los traslados, si puede bajar o subir escaleras o si necesita ayuda técnica para la marcha (bastón, andador, etc.).

  1. Riesgo de caídas.

La prevención a sufrir caídas es uno de los aspectos más importantes en este tipo de pacientes, ya que las consecuencias negativas de las mismas podrían resultar altamente incapacitantes o invalidantes. Así pues, es fundamental determinar si el paciente necesita ayuda o supervisión constante, si la requiere únicamente para transferencias o traslados, para deambular, etc.

Para ello, podemos hacer uso de los resultados de la escala Tinetti o el test denominado Up and Go.

 

Francisco Rodríguez Chacón

Fisioterapeuta en CITEA


¿Las pérdidas de memoria indican que voy a padecer demencia?

DIAGNÓSTICO, Profesionales hablan 4 Comentarios

pérdidas de memoria y demencias

Las pérdidas de memoria son uno de los primeros síntomas visibles de las diferentes demencias. Por eso, es normal que ante su aparición tanto el paciente como sus familiares se preocupen. Sin embargo, las pérdidas de memoria forman parte del proceso natural de envejecimiento y lo más frecuente es que no estén relacionadas con ninguna patología. ¿Cómo podemos distinguir cuándo debemos pedir un diagnóstico profesional? Te lo contamos a continuación

La memoria es el proceso cognitivo a través del cual se codifica, almacena y recupera una información determinada o un suceso concreto. Este término no es un concepto unitario, sino que existen diferentes tipos o clases de memoria. Se trata de un conjunto de sistemas independientes e interactuantes que se diferencian entre sí por el tipo de información que procesan, las reglas de funcionamiento y los mecanismos cerebrales implicados.

A medida que envejecemos es común experimentar pérdidas de memoria. En concreto, en el envejecimiento normal, podemos encontrar afectación en ciertos tipos de memoria, no siendo así en otros. Así pues, la mayor alteración se produce en la memoria episódica, es decir, la memoria sujeta a parámetros espacio-temporales, como por ejemplo qué hicimos el domingo pasado por la tarde. En concreto, la memoria de origen o contexto (características espaciales, temporales o sociales de las condiciones o contexto de una memoria) se afecta más en el envejecimiento que la memoria del contenido o hecho en sí. Otros tipos de memoria, como la prospectiva (capacidad de recordar los eventos futuros, como felicitar a un amigo por su cumpleaños) también se ve afectada con la edad. Por el contrario, la memoria semántica, es decir, la memoria del conocimiento general sobre el mundo, se incrementa con la edad. Por último, la memoria procedimental o de habilidades y destrezas motoras se mantiene relativamente estable en el envejecimiento.

Por su parte, a pesar del extenso conocimiento existente sobre el perfil neuropsicológico en el envejecimiento típico, los límites entre el envejecimiento normal y distintas condiciones patológicas que afectan al Sistema Nervioso en etapas avanzadas de la vida no son demasiado claros y, a veces, es muy difícil determinar dónde comienza uno y acaba el otro. Así, por ejemplo, las alteraciones relacionadas con la memoria suelen ser los primeros signos y/o síntomas cognitivos más frecuentes tanto en el envejecimiento normal como en las primeras etapas de la Enfermedad de Alzheimer.

Dada la importancia que supone discriminar entre los cambios cognitivos asociados a un envejecimiento normal y las distintas formas de enfermedades que implican deterioro neuropsicológico ha aparecido el término Deterioro Cognitivo Leve. Este concepto puede entenderse como un estadio intermedio entre el envejecimiento normal y las enfermedades neurodegenerativas; es decir, un declive de la función cognitiva superior al esperable por el envejecimiento típico en el que no se ven afectadas las actividades de la vida diaria del paciente. Es de suma importancia descubrir la presencia de este deterioro cognitivo, para proceder a una intervención precoz.

Por último, cabe destacar que no todas las personas con deterioro asociado a envejecimiento normal o Deterioro Cognitivo Leve acaban desarrollando una demencia. Así, para evitar la aparición de demencia, es muy importante llevar a cabo una prevención de calidad. CITEA cuenta con un Programa de Estimulación Cognitiva Preventiva, en el que se trabaja tanto en formato grupal como individual, y cuyo objetivo es mantener/potenciar el funcionamiento cognitivo y reducir el riesgo de padecer demencia. Si necesitas más orientación acerca de este tema o quieres ampliar información sobre nuestros talleres de estimulación cognitiva o memoria, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Alba Sánchez Moya
Psicóloga. Especialista en Neuropsicología en CITEA.


El terapeuta ocupacional en tratamientos de demencia

DIAGNÓSTICO, programas Deje un comentario  

terapia ocupacional en CITEA Alzheimer

El papel del terapeuta ocupacional se ha convertido en una clave indispensable en los tratamientos de Alzheimer y otras demencias, ya que ayuda a la persona a retrasar el deterioro de sus funciones y a adaptarse a las nuevas dificultades de su día a día. A continuación te contamos cómo es el trabajo del terapeuta ocupacional y su importancia en estas actuaciones.

La terapia ocupacional es un conjunto de técnicas y actuaciones destinadas a preservar o mejorar la salud en muy distintos ámbitos. Se basa en la realización de tareas y actividades que ayudan al paciente a mantener o mejorar sus funciones cognitivas y físicas. Por ello la terapia ocupacional en personas con demencias resulta de gran ayuda para ralentizar el avance de la enfermedad y mantener en lo posible la autonomía de la persona. El terapeuta ocupacional lleva a cabo un tratamiento no farmacológico, encaminado a frenar el deterioro y a intentar superar las dificultades diarias en la atención a estos pacientes.

Evaluación inicial: diagnóstico ocupacional

El trabajo del terapeuta ocupacional se basa desde un primer momento en una valoración de la capacidad funcional, es decir, cómo el deterioro cognitivo generado por la enfermedad altera la independencia para realizar actividades de la vida diaria. Para valorar dicha capacidad, debe identificar qué funciones no están afectadas y cuáles presentan déficit, en relación a las dificultades que presente para llevar a cabo sus actividades ocupacionales.

Tras la valoración, realiza el diagnóstico ocupacional, mediante el que se realiza el análisis de la actividad, caracterizando las habilidades y destrezas implicadas en la realización de cada paso y analizando qué componentes de ejecución alteran la funcionalidad del sujeto.

En la intervención no se plantean objetivos para mejorar debido al proceso degenerativo de todas las capacidades, sino de mantenimiento y adaptación mediante rutinas que favorezcan la automatización de las tareas diarias.

Tratamientos personalizados útiles para el día a día

El terapeuta ocupacional ofrece especial importancia a la ocupación de la persona, por lo tanto, usa actividades con propósito como principal herramienta de trabajo. Dichas actividades son seleccionadas y modificadas de acuerdo con las destrezas cognitivas conservadas del paciente, y, por lo tanto, valorará qué tipo de asistencia precisa la persona para obtener una respuesta adaptativa en su entorno. Además, deben proporcionar el desafío justo para favorecer el desarrollo de la motivación y una participación adecuada.

Trabajo de terapeuta ocupacional: niveles de actuación

Como método de tratamiento, se realiza una intervención funcional y multisensorial. A nivel funcional, se estimulan los componentes de ejecución aún conservados para realizar de manera autónoma las actividades de la vida diaria. En la intervención multisensorial, se realizan actividades encaminadas a estimular las destrezas sensoriales y perceptuales recibiendo estímulos a través de todos los sentidos.

La terapia ocupacional tiene una visión holística de la persona, por lo tanto, aparte de los objetivos cognitivos y físicos que influirán en la capacidad funcional también tendrán repercusión a nivel emocional y conductual. En cualquier caso, las rutinas y hábitos diarios son los factores clave de la intervención con este tipo de pacientes.

En Citea Sevilla nuestro Programa de Tratamiento Integral y en las actividades de nuestra Unidad de Estancia Diurna cuentan con terapia ocupacional como un servicio incluido.

Si quieres más información sobre este tema no dudes en consultarnos por correo electrónico en info@citeasevilla.es o llamando al teléfono: 954 45 78 86.

Mónica Guzmán Palomares
Terapeuta ocupacional


Día mundial del Alzheimer 2016

DIAGNÓSTICO, FORMACIÓN ALZHEIMER, FORMACIÓN PARA CUIDADORES, FORMACIÓN PARA PROFESIONALES 1 Comentario

mujer-recuerda

Llega el día mundial del Alzheimer 2016, celebraremos conferencia y café juntos.

Durante muchos años en CITEA mantenemos un interés expreso y un estudio continuo para la especialización en el conocimiento de las demencias y estamos apostanto hace tiempo por el trabajo antes de que se desarrolle la enfermedad, razón por la cual en el día mundial del Alzheimer 2016 continuamos ofreciendo información sobre esta etapa vital, e insistiremos de nuevo en la prevención de la enfermedad a través de la detección de síntomas muy leves, para incidir en ese momento e intentar evitar la enfermedad atacándola antes de que se desarrolle.

Para trabajar en esa línea, en el día mundial de Alzheimer 2016 realizaremos una conferencia para hablar sobre ese momento justo en el que comienzan a detectarse pérdidas de memoria, leves, y las cuales no tienen por qué implicar que se esté desarrollando la enfermedad, y conocer qué se puede hacer en ese momento.

y… este año además hemos introducido un obsequio para los asistentes….

y… también… como cada año, de nuevo realizaremos la CAMPAÑA DE DIAGNÓSTICO GRATUITO

Nos reuniremos el día mundial del Alzheimer 21 de septiembre de 2016 con la siguiente programación:

  • 17.30 Recepción
  • 17:45 Café acompañado de bufette dulce.
  • 18:15 Presentación. Delfina Rodríguez Álvarez, directora de centro y trabajadora social en CITEA.
  • 18:30 Conferencia: Prevención de la enfermedad de Alzheimer, qué son y cómo afrontar las pérdidas de memoria. Alba Sánchez Moya. Psicóloga, especialista en neuropsicología.
  • 21.00 Ruegos y preguntas y CLAUSURA.

 

La asistencia para el día mundial del Alzheimer 2016 es abierta pero con aforo limitado, por ello precisa inscripción, puedes hacerlo a través de este formulario o a través del teléfono de contacto.

Solicita tu asistencia
Política de privacidad

Para recibir información sobre las actuaciones de CITEA déjanos tu mail y te la enviamos directamente a tu correo: INSCRIBIRME EN CITEA Noticias

Visita los programas de tratamiento para personas con demencia en PROGRAMAS PAT-CITEA y para los cuidadores en programas de formación.


Campaña de diagnóstico gratuito 2016

DIAGNÓSTICO 1 Comentario

formacion_profesionales

Vuelve la campaña de diagnóstico gratuito para celebrar el día del Alzheimer 2016.

Cada septiembre, como ya es usual, abrimos la campaña de diagnóstico gratuito para celebrar el día del Alzheimer 2016. Esta campaña va destinada a detectar pérdidas leves de memoria antes de que se desarrolle la enfermedad, con el objetivo de intentar prevenirla. Es vital poder diferenciar cuando esa pérdida de memoria pertence al envejecimiento normal o cuando pertenece a un deterioro cognitivo leve y puede trabajarse para evitar la enfermedad.

El procedimiento de la campaña de diagnóstico gratuito consiste en asistir a una sesión de una hora u hora y media para realizar la prueba diagnóstica, en la cual se valorarán todas las funciones mentales superiores.

Después de esta sesión y pasados unos días donde se analizan los resultados, se debe asistir de nuevo para recibir el informe tanto verbal como escrito del estado de tales funciones cognitivas, como son los diferentes tipos de memoria, la planificación de tareas, los diferentes tipos de orientación, lenguaje, reconocimiento etc, funciones que son las que pueden debilitarse tanto en el curso del envejecimiento como en el curso del proceso de la enfermedad.

Trabajando en esa línea de la prevención también realizaremos una conferencia en el DÍA DEL ALZHEIMER 2016, con regalito y merienda incluidos.

Los criterios de la promoción son los siguientes:

  • Solicitarlo entre el 21 y el 30 de septiembre de 2016.
  • Tener más de 50 años.
  • Percibir leves pérdidas de memoria, que se detectarán en una pequeña prueba el día de la evaluación.
  • Se realizá una evaluación por familia.
  • Hemos dispuesto un límite de 15 evaluaciones.

 

Solicita participar en la campaña de diagnóstico gratuito 2016
Política de privacidad

O puedes consultar los PROGRAMAS DE DIAGNÓSTICO de CITEA

Si te gustaría recibir las noticias de CITEA en tu correo electrónico puedes inscribirte AQUÍ


Diagnóstico precoz de la Enfermedad de Alzheimer

DIAGNÓSTICO, FORMACIÓN ALZHEIMER, Profesionales hablan 3 Comentarios
¿Por qué es necesario un diagnóstico precoz de la Enfermedad de Alzheimer? Nos lo cuenta Ana Meléndez Asensio, psicóloga especialista en neuropsicología en CITEA, en la sección “los profesionales hablan”.

La Enfermedad de Alzheimer constituye, hoy en día, la causa más frecuente de demencia. Clínicamente se manifiesta como un síndrome, caracterizado por alteraciones en las funciones intelectuales (memoria, lenguaje, atención, concentración, praxias, gnosias, capacidades visuoespaciales y funciones ejecutivas), frecuentemente se acompaña de alteraciones psicológicas y de conducta, y que se traduce en la alteración en el funcionamiento del enfermo con respecto al nivel que tenía previamente, provocando situaciones de desadaptación social, laboral, familiar, etc., y la dependencia para casi todas las actividades de la vida diaria. La Enfermedad de Alzheimer tiene, habitualmente, una instauración insidiosa y una evolución lentamente progresiva.

formacion_profesionales

El diagnóstico precoz de la Enfermedad de Alzheimer se basa en la identificación del proceso degenerativo a través de sus manifestaciones cognoscitivas y psicopatológicas, propias de una demencia cortical, y del curso clínico, caracterizado por el inicio insidioso y el curso progresivo. Para obtener información acerca de estos aspectos es fundamental tanto la entrevista clínica con un familiar o cuidador, así como el examen del paciente, estudiando el patrón de deterioro cognitivo, el nivel de conciencia, el estado de salud y la presencia de síntomas neurológicos. Sin embargo, el cuadro clínico de una demencia cortical de inicio lento y curso gradual, sin la presencia de síntomas neurológicos, no es específico de la Enfermedad de Alzheimer. Por tanto, un aspecto fundamental del proceso de diagnóstico en el momento actual consiste en la exclusión de otros cuadros de deterioro cognitivo mediante el empleo de técnicas de neuroimagen y pruebas de laboratorio. Pese a todo, el problema consiste en que existen diversas enfermedades cerebrales que pueden dar lugar a cuadros similares a la Enfermedad de Alzheimer y que también carecen de síntomas neurológicos, hallazgos de laboratorio específicos o imagen cerebral característica.

Diagnosticar la Enfermedad de Alzheimer con absoluta certeza sólo es posible mediante un estudio anatomopatológico. Como es imposible realizarlo en vida, el diagnóstico es siempre de probabilidad por exclusión de otros tipos de demencia.

SERÍA CONVENIENTE ACLARAR ALGUNOS TÉRMINOS:

Diagnóstico Precoz: con este término nos referiremos al diagnóstico clínico de la enfermedad que se realiza lo antes posible; es decir, cuando ya ha comenzado la aparición de síntomas, pero no se cumplen todavía los criterios necesarios para el diagnóstico de síndrome demencial.

Diagnóstico Prodrómico con respecto al cuadro demencial, al considerar para el diagnóstico los primeros síntomas del mismo, todavía compatibles con un funcionamiento normal.

Diagnóstico Temprano de la Enfermedad de Alzheimer el que se realiza cuando ya se ha superado el nivel necesario para poder realizar un diagnóstico formal de síndrome demencial con los criterios diagnósticos más comúnmente empleados.

Podemos apuntar a continuación los beneficios del diagnóstico precoz:

  • Satisfacer el derecho del paciente y de sus familiares a conocer su diagnóstico.
  • Comenzar precozmente el tratamiento, lo que mantendría al paciente durante más tiempo en una situación menos evolucionada de la enfermedad, lo cual retrasaría la progresión de la enfermedad y por tanto supondría un retraso también en la institucionalización del paciente.
  • Evitar situaciones potencialmente peligrosas para el paciente, como los accidentes de tráfico, el empleo inadecuado de armas de fuego u otras herramientas peligrosas, o de medicamentos, o cometer errores financieros de consecuencias graves.
  • Llevar a cabo acciones para prevenir factores de riesgo (p. ej., de tipo vascular, ahora que conocemos la importancia de estos factores también en la enfermedad de Alzheimer) y evitar la instauración de tratamientos inadecuado potencialmente peligrosos.
  • Ofrecer la oportunidad para el paciente, su familia y el clínico de realizar una planificación detallada de los cuidados que va a precisar el paciente.
  • Permitir la implicación del paciente en las decisiones a tomar, al facilitar un consentimiento informado.
  • Ofrecer formación a los familiares para afrontar la sobrecarga derivada de la atención al paciente con EA, especialmente relacionada con la presencia de trastornos psiquiátricos y del comportamiento, presentes en el 90% de los casos, y evitar los sentimientos de culpa o los mecanismos de negación que frecuentemente afectan a la capacidad de cuidar de los familiares.
  • Fomentar el cumplimiento terapéutico.
  • Enlentecer en el deterioro de las funciones cognitivas superiores, la funcionalidad, y el comportamiento.
  • Intentar disminuir los costes asociados a la enfermedad.

logo_cabecera

Déjanos un comentario abajo sobre el diagnóstico de la Enfermedad de Alzheimer, o si lo prefieres puedes visitar el AULA PREGUNTA-RESPONDEMOS para plantearnos alguna cuestión sobre la demencia y te respoderemos en seguida.


Campaña de diagnóstico gratuito 2015

DIAGNÓSTICO 17 Comentarios

Con motivo del Día Internacional del Alzheimer, que se celebra el 21 de septiembre, en Citea organizamos una campaña de diagnóstico destinada a detectar posibles síntomas de deterioro cognitivo.

Esta campaña, como cada año, se realiza con el objetivo de estudiar las pequeñas pérdidas de memoria, quejas subjetivas que suponen una confusión para la persona que las padece. Realizamos el estudio a través de una valoración neuropsicológica extensa que permite discernir si se tratan de pérdidas propias del envejecimiento normal o propias del inicio de una demencia.

En un primer momento se realiza una prueba de valoración para detectar las pérdidas de memoria y en caso de padecerlas, se realiza un estudio en profundidad de todas las funciones mentales superiores.
Se emitirá un informe y explicarán los resultados del estudio por parte del equipo de neuropsicología.

Criterios para realizar el diagnóstico gratuito:

  • Ser mayor de 50 años
  • Percibir quejas de memoria
  • Un diagnóstico por familia

 

Procedimiento para solicitar el diagnóstico

Las personas interesadas en participar en la campaña 2015 deben solicitarlo entre el 18 y el 30 de septiembre a través del siguiente formulario, cumplimentado con sus datos personales:

Política de privacidad

Si desea mantenerse informado de futuras campañas de diagnóstico gratuito que celebremos, por favor, déjenos sus datos en nuestra sección de contacto y nos pondremos en contacto con usted. Recuerde que también puede ampliar información sobre nuestros servicios relacionados con la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, y solicitar información sobre nuestros programas de formación a cuidadores.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies