neuropsicología

El programa Estimulación Cognitiva a Distancia ha venido para quedarse

COVID19, neuropsicología, programas Deje un comentario  

estimulacion cognitiva a distancia

El programa de Estimulación Cognitiva a Distancia se quedará finalmente estable en nuestro PAT-CITEA

Nos lo cuenta María José Sumariva, neuropsicóloga:

Cuando se diseña un programa de estimulación cognitiva, es necesario realizar previamente una evaluación neuropsicológica completa que nos permita diseñar un sistema de trabajo adaptado a las necesidades del/la paciente.

La presencia del/la neuropsicólogo/a en la valoración es esencial, ya que permite extraer información tanto medible por las propias pruebas como las observaciones que vaya realizando durante la evaluación. Por tanto, la evaluación neuropsicológica siempre se hará de forma presencial e individual. Tras la valoración, comienzan las sesiones de tratamiento que son habitualmente presenciales e individuales en el centro sanitario. No obstante, según los recursos disponibles en la actualidad y las diversas metodologías conocidas, podemos diversificar la forma de aplicación de los programas de estimulación cognitiva.

Una de las formas de flexibilizar la intervención es el desplazamiento del/la neuropsicólogo/a al domicilio del/la paciente, reduciendo en este caso posibles resistencias a asistir a un entorno de carácter sanitario, como las molestias que le pueda ocasionar que se incorpore este tipo de actividades a su rutina.

Asimismo, otra de las modalidades dentro de los programas de estimulación cognitiva es la terapia grupal en el centro, aportando así un valor añadido en cuando al carácter social que se incorpora, como la posibilidad de desarrollar dinámicas grupales y la influencia positiva entre los asistentes.

Otra forma de ofrecer una mayor flexibilidad en el tratamiento es la modalidad a distancia. Este tipo de programas son adecuados para pacientes que se encuentren en un grado de deterioro cognitivo leve o incluso aquellas personas que no muestren síntomas propios de un diagnóstico pero requieran de una intervención de carácter preventivo ante su preocupación por la posible presencia de deterioro en el futuro. Esta metodología permite una mayor comodidad ya que el/la paciente no se encuentra delimitado a trabajar en el horario marcado por las citas preestablecidas en agenda del/la neuropsicólogo/a ni se ve obligado a desplazarse al centro salvo en las valoraciones, tanto inicial como de seguimiento. En este caso, el/la paciente podrá adaptar las tareas diseñadas a su rutina diaria, ofreciendo una mayor sensación de control ante sus actividades y rutinas diarias.

En esta modalidad, se puede combinar el trabajo a lápiz y papel tradicional junto a la configuración de una serie de ejercicios a realizar en una aplicación de estimulación cognitiva mediante el uso de tablet u ordenador. En ambos casos, aunque el/la neuropsicólogo/a no esté presente durante el desarrollo de actividades, realizará una supervisión continua del rendimiento como una revisión de las tareas de forma periódica, de manera que los tipos de actividad acompañen a la evolución del/la paciente. Dicha supervisión es facilitada, por una parte, por los registros aportados por la propia aplicación como aquellos contactos telefónicos y/o por videollamada que realice con el/la paciente. Por tanto, éste se sentirá acompañado en el proceso pero sin la obligación periódica de asistencia ni horarios fijos.

Por tanto, es importante que las metodologías se adapten y evolucionen en función de las diversas necesidades encontradas en el/la paciente, tanto por su perfil cognitivo como por sus rutinas. De igual forma, toma relevancia la continua exploración de recursos disponibles, adaptándonos a los avances tanto técnicos como tecnológicos que favorezcan un tratamiento más atractivo y asequible para los pacientes y sus familias.

Más información sobre el PROGRAMA DE ESTIMULACIÓN COGNITIVA A DISTANCIA


Confinamiento y estimulación cognitiva en casa

Centro médico, neuropsicología, programas Deje un comentario  

20200410_182500-1

Estimulación cognitiva on line desde casa en el contexto del coronavirus, enfocado para personas con deterioro cognitivo leve y demencia

Actualmente, todos estamos viviendo una situación atípica a causa del coronavirus en donde debemos permanecer en el domicilio. Para una persona con deterioro cognitivo, ya sea leve o más avanzado puede resultarle bastante difícil adaptarse a la nueva situación, igualmente a su familia. Su rutina se ha visto completamente mermada y sus capacidades cognitivas no le permiten adaptarse con la misma facilidad que otras personas que no presenten estas dificultades.

El hecho de permanecer confinados en casa no debe impedir que se mantenga un cierto nivel de actividad. Pero para ello debemos ser conscientes de que habrá que buscar otros recursos y elaborar nuevas rutinas que huyan de la apatía y de la inactividad. Es por ello por lo que debemos tener presentes todas aquellas actividades de carácter lúdico, rutinario o más relacionado con tareas cognitivas, que podamos considerar e incluir en nuestro día a día.

Es importante no perder una cierta rutina, mantener horarios de comidas y establecer horarios para ciertas tareas. Podría ser interesante fomentar la escritura y la lectura a diario, al igual que conversar con familiares del mismo hogar o mantener conversaciones telefónicas con otros familiares y conocidos. La interacción social no debe paralizarse, ya que es fundamental para mantener un estado de ánimo positivo.

Entre aquellas tareas que podemos programar, al igual que muchos pacientes pudieran acudir a centros para desarrollar actividades de Estimulación Cognitiva, se puede organizar un plan de trabajo en casa que nos permitirá no perder el ritmo de actividad. Está demostrado que la actividad continua en pacientes con Deterioro Cognitivo es fundamental, y sobre todo en la situación actual que vivimos, donde hay mayor desconcierto y desánimo. Mantenernos activos favorece el funcionamiento cognitivo y mantiene un adecuado nivel de autoestima.

Aparte de los consejos a tener en cuenta, como mantener la escritura, lectura etc, es importante conocer los recursos que se disponen actualmente. Concretamente hacemos referencia a las aplicaciones orientadas a la Estimulación Cognitiva On Line. Son aplicaciones que pueden instalarse en un dispositivo de pantalla táctil (móvil o tablet) y que permiten el acceso continuo a sesiones programadas por un Neuropsicólogo. Dada esta tecnología, no solo facilita al paciente el desarrollo de actividades que ejerciten diversas áreas cognitivas, sino que realiza un registro continuo de los resultados y rendimiento del paciente, que aporta información continua sobre su funcionamiento y desarrollo de las tareas programadas. Es por tanto, un recurso muy cómodo y con muchos beneficios, que en circunstancias habituales puede resultar un complemento a la terapia convencional presencial, pero en este caso es un medio muy potente que permite mantener la actividad mediante la supervisión continua de un profesional.

Conoce sobre Estimulación Cognitiva Informatizada

En CITEA disponemos de este programa de estimulación cognitiva online, desarrollados por neuropsicólogas especialistas en deterioro cognitivo, que acompañan a los pacientes de forma online y telefónica para la realización del tratamiento así como el asesoramiento psicológico para sus familiares. Son servicios que aun estando disponibles todo el año, en esta época traumática del COVID 19 estamos desarrollando con mayor amplitud para todas las personas que lo requieran.

Puedes consultarnos sobre los programas online AQUÏ


Deterioro cognitivo leve y plasticidad neuronal

FORMACIÓN ALZHEIMER, neuropsicología, programas 2 Comentarios

plasticidad neuronal

El diagnóstico de Deterioro Cognitivo Leve se da en un momento donde la demencia no se ha instaurado. La Estimulación Cognitiva es la terapia de elección para prevenirla. La Plasticidad Cerebral es la característica del cerebro que permite la regeneración celular

El deterioro cognitivo no se presenta en la persona como un continuo. Según la edad, el nivel cultural y las ocupaciones que tenga la persona en su rutina diaria, los signos de sospecha serán más o menos visibles, hasta llegado un momento en el que el diagnóstico se confirma: Deterioro Cognitivo Leve. Es un momento especialmente sensible, en donde podemos trabajar para que éste no evolucione negativamente y podamos encontrarnos ante la antesala de la Demencia: Alzheimer, Frontotemporal, Cuerpos de Lewy, etc.

A veces la evolución es inevitable, pero sí se puede ralentizar. Las Terapias No Farmacológicas, concretamente la Estimulación Cognitiva Preventiva, resultan muy eficaces y consiguen retrasar el posible deterioro que pueda avanzar.

La Estimulación Cognitiva consiste en ejercitar aquellas capacidades que aún se conservan y a su vez, aquellas que presentan un cierto deterioro. En este caso, en el Deterioro Cognitivo Leve encontramos afectada la Memoria Inmediata. Es, por tanto, un método eficaz para aumentar la Reserva Cognitiva y fortalecer los circuitos neuronales implicados en procesos tan comunes como planificar una tarea, recordar un evento reciente o comprender la lectura de un texto. Este tipo de terapias se configuran tras una Evaluación Neuropsicológica minuciosa, que permite elaborar un perfil cognitivo, donde se establecen los niveles de rendimiento de todas las áreas cognitivas empleadas en el funcionamiento cerebral cotidiano.

Es conveniente realizar una rutina estimulante, con actividades diversas, interacción social, etc. No obstante en casos de Deterioro Cognitivo Leve es esencial la realización de este tipo de terapia que permita ejercitar nuestro cerebro y retrase un posible avance de las dificultades encontradas en nuestro día a día.

La plasticidad cerebral es una característica fundamental sobre la que se basa la terapia de estimulación cognitiva porque permite al cerebro regenerar células, para reestructurarse y seguir asumiendo funciones (memoria, reconocimiento, lenguaje etc).

Aunque la plasticidad cerebral en casos de Deterioro Cognitivo Leve sea menor que en un cerebro sano, sigue encontrándose presente. No debemos pensar que el cerebro es una parte del cuerpo estática durante toda la vida sino que en un envejecimiento normal se van perdiendo capacidades, aunque sean más notables en un proceso de Deterioro Cognitivo. No obstante, gracias a la plasticidad cerebral el cerebro tiene la capacidad de poner en marcha nuevos circuitos de actividad que permitan compensar las dificultades actuales.

Esta capacidad del propio cerebro puede ir a nuestro favor ante este tipo de terapias aunque el factor temporal. Cuanto mayor deterioro presente la persona menor plasticidad encontramos y menos capacidades podremos trabajar y mantener. Esta es la razón por la cual mientras antes se realice la estimulación cognitiva mayor capacidad tendrá el cerebro de fortalecerse. Este tipo de terapias se recomiendan lo más precozmente posible y es conveniente que sean programadas por un Neuropsicólogo o Neuropsicóloga para asegurar la eficacia.

Con ello, se podrán potenciar las capacidades y desarrollar estrategias que faciliten el día a día y nos proporcionen mayor calidad de vida.

María José Sumariva, Neuropsicóloga en CITEA


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies