Preguntas y respuestas

Pregunta al neurólogo

Centro médico, FORMACIÓN ALZHEIMER, Preguntas y respuestas, Profesionales hablan Comentarios desactivados en Pregunta al neurólogo

signo-interrogacion

Si tienes alguna cuestión sobre la demencia y su tratamiento que necesites resolver, pregunta al neurólogo directamente on line, por correo electrónico lo resolveremos o si es necesario lo haremos por teléfono.

¿La demencia senil es Alzheimer?
Necesito un medicamento muy rápidamente, ¿cómo lo puedo conseguir?
¿Siempre es necesario tomar antipsicóticos?
¿Cuando se deben poner o quitar los parches para la demencia?
¿Qué hacer si mi familiar está muy agitado?
¿La pérdida de memoria significa que se tendrá Alzheimer?
¿Qué es eso de demencia vascular? ¿Y frontotemporal? ¿Es lo mismo que Alzheimer?

Dr. Villalobos Chaves responderá tus dudas

Ante una situación difícil en el cuidado de una persona familiar con Alzheimer u otra demencia podemos sentirnos desatendidos, desconcertados, sin saber tomar el camino oportuno o qué hacer.

“Pregunta al neurólogo” es una sección de la web de CITEA que facilita una vía rápida para resolver cuestiones relacionadas sobre la demencia, para encontrar una orientación ante la duda.

El neurólogo o el profesional que requieras responderá a tu cuestión.

PREGUNTA AL NEURÓLOGO




Acepto las condiciones de uso

Puedes consultar aquí los datos del especialista en neurología y los del resto de profesionales que forman parte del equipo multidisciplinar y especializado de CITEA


Consejos contra el calor

FORMACIÓN PARA CUIDADORES, Preguntas y respuestas Deje un comentario  

consejos contra el calor

Los consejos contra el calor se repiten cada año por esta época, y es especialmente importante seguirlos en personas con un riesgo mayor de sufrir las consecuencias de las altas temperaturas. Las personas mayores están en este grupo, especialmente si tienen enfermedades o patologías que los hagan más vulnerables. Cuando se trata de enfermos de Alzheimer u otras demencias es particularmente importante extremar la vigilancia, ya que en muchas ocasiones dependen de sus cuidadores para mantener sus niveles de hidratación y su bienestar a lo largo de los días de más calor. Repasa con nosotros estos consejos, aplicables a todas las personas con independencia de su edad y estado de salud.

 

Verano es sinónimo de calor en nuestro país. Ante el aumento de las temperaturas es importante recordar unas pautas sencillas, de carácter general, para evitar patologías relacionadas con el calor y disfrutar sin sustos de estos días más largos.

Consejos contra el calor de carácter general

  • Durante los días de mucho calor, es necesario refrescarse cada vez que se sienta la necesidad.
  • Beber agua abundantemente y hacer que niños y ancianos también lo hagan, aunque no tengan sed. Deben mantener su nivel de hidratación.
  • No tomar bebidas alcohólicas.
  • Protegerse de la exposición directa al sol.
  • Evitar los esfuerzos físicos en las horas de más calor.
  • Evitar salidas, actividades o esfuerzos a los que no estemos habituados. Si es inevitable, hacerlo utilizando con sombrillas u otros elementos de protección.
  • Permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados.
  • Usar ropa clara, ligera y que deje transpirar.
  • Tener en cuenta que las altas temperaturas afectan especialmente a bebés, niños, ancianos y enfermos crónicos. Hay que prestarles una atención especial.

 

Consejos contra el calor en casa

  • Cerrar las ventanas y cortinas de las fachadas expuestas al sol y abrirlas de noche, facilitando las corrientes de aire.
  • Mantener las medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y efecto.
  • Seguir una dieta ligera, basada sobre todo en frutas y legumbres. Evitar las comidas calientes y copiosas.

 

consejos contra el calor dieta

Es importante seguir una alimentación ligera con muchas frutas y verduras

  • Preparar los batidos y bibberones en el momento de darlos.
  • Usar el aire acondicionado o ventiladores. En caso de no tenerlos, procurar ir a lugares públicos con refrigeración.

 

Consejos contra el calor en la calle

  • Si hay que salir a la calle, evitar hacerlo en horas de calor extremas, desde el mediodía hasta el atardecer. Intentar mantenerse a la sombra, llevar la cabeza protegida, usar ropa ligera de colores claros y llevar una botella de agua para beber frecuentemente.
  • En los desplazamientos por carretera llevar agua abundante y seguir las recomendaciones de las autoridades y agentes del tráfico.
  • No se quedarse ni dejar a nadie en el coche con las ventanas cerradas.
  • En las horas de más calor, evitar las actividades deportivas y disminuir la actividad física tanto como sea posible.

 

Exposición prolongada al sol

    • Evitar la exposición prolongada al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas) o quedarse dormido al sol.
    • Proteger adecuadamente la piel, la cabeza y los ojos con ropa, sombreros o gorros y gafas de sol.
consejos-contra-el-calor-sombrero

Cuando salgamos de casa hay que protegerse del sol con sombrero y gafas de sol

  • Utilizar productos de protección solar adecuados a la edad, tipo de piel y zona del cuerpo en la que se aplican. Estos protectores deben aplicarse treinta minutos antes de exponerse al sol y renovarse cada dos horas y después de cada baño.
  • Proteger especialmente a los niños y evite que los menores de 3 años estén expuestos al sol y no olvidar que el riesgo de quemaduras se incrementa con la altura.
  • Si se toma medicación, comprobar que ésta no afecta a la sensibilidad a la radiación ultravioleta.

 

Consejos de alimentación

  • Extremar las medidas de higiene, sobre todo el lavado frecuente de manos, así como una correcta limpieza de la cocina.
  • Consumir alimentos que hayan sido tratados o manipulados higiénicamente y, por tanto, que procedan de establecimientos autorizados.
  • No interrumpir la cadena del frío de los alimentos y no consumir aquellos de los que se tengan dudas, especialmente si estado expuestos al sol o altas temperaturas.
  • Especial precaución con los alimentos que contengan huevo. Hay que guardarlos en la nevera, lavar las cáscaras justo antes de su preparación y consumirlos enseguida.
  • Cocinar suficientemente los alimentos para que no queden crudos y consumirlos inmediatamente después de ser cocinados.
  • Evitar el contacto entre los alimentos crudos y los cocinados.
  • Usar exclusivamente agua potable tanto para beber como para lavar o preparar los alimentos.

 

consejos-contra-el-calor-agua

Es fundamental mantener un buen nivel de hidratación bebiendo líquidos frecuentemente

Consejos contra el calor: resumen

  • Las emisoras de radio y televisión le facilitan información del Instituto Nacional de Meteorología y Protección Civil. Préstales atención.
  • Sigue la información meteorológica y las previsiones de los días más calurosos. No propagues rumores o informaciones exageradas sobre la situación.
  • Si te sientes mal por el calor pide ayuda.
  • Si conoces a personas que viven solas o que están enfermas, informa de su estado en el Centro de Salud y ayúdalas a comer y a beber.

Y recuerda, en caso de emergencia llama a 112, están para ayudarnos.

 


La comunicación con el enfermo de Alzheimer y otras demencias

FORMACIÓN ALZHEIMER, FORMACIÓN PARA CUIDADORES, Preguntas y respuestas, Profesionales hablan Deje un comentario  

comunicación con enferma de Alzheimer

La comunicación con el enfermo de Alzheimer u otras demencias puede ser compleja a medida que la enfermedad avanza. Esto se debe a que estas personas experimentan alteraciones cognitivas y del comportamiento que afectan a su capacidad para comunicarse y establecer relaciones sociales de calidad. En este post exponemos algunas prácticas y consejos de utilidad para facilitar la comunicación del cuidador con el enfermo y del enfermo con su entorno.

Cada persona es única, por ello, la manera de manejar sus síntomas, así como la forma de acercarnos a ellos no es universal. Sin embargo, existen una serie de medidas para establecer una buena relación o comunicación con el enfermo que nos pueden servir de ayuda para gestionar ciertas situaciones. A continuación se describe buena parte de ellas:

Acercamiento:

  • Acercarnos poco a poco al enfermo, llamándole por su nombre o presentándonos nosotros, sin que sea de manera brusca para que no lo reciba de forma negativa, se sorprenda o asuste.
  • Establecer contacto visual, colocarnos a la altura de sus ojos. Si la persona no nos mira podemos girar suavemente su cabeza para intercambiar las miradas.
  • Utilizar el contacto físico al acercarnos para dar mayor seguridad y confianza.
  • Explicar qué vamos a hacer en cada momento.

 

La comunicación verbal con el enfermo de Alzheimer u otra demencia:

  • Tendremos que fijarnos en cómo nos habla el enfermo, si cada vez emplea frases más cortas y palabras más sencillas. Así es como nos tendremos que comunicar con él.
  • Entablar conversaciones sobre temas que sean del agrado del enfermo para que se anime a hablar.
  • Dar instrucciones simples. Podemos desglosar una orden en varias más sencillas.
  • Repetir las cosas las veces que sea necesario para que lo comprenda y para recordárselo.
  • Dar tiempo para que contesten. A la hora de procesar la información su cerebro actúa más lentamente por lo que tendremos que esperar un tiempo prudente hasta que nos responda.
  • Vocalizar correctamente, hablar de forma clara y lenta.
  • Utilizar un tono de voz agradable, tranquilo y con muestras de cariño.
  • Reforzar positivamente cuando realice bien una tarea o responda adecuadamente.

 

La comunicación no verbal con el enfermo de Alzheimer u otra demencia:

  • Acompañar nuestras conversaciones con gestos sencillos.
  • Saber escuchar y mostrar asentimiento cuando nos estén hablando.
  • Fijarnos en el lenguaje corporal para ver qué está ocurriendo. Por ejemplo, si el enfermo está intranquilo, abriendo las puertas y llevándose la mano a la zona baja de la tripa puede que tenga ganas de ir al baño.
  • Demostrar cariño cogiéndole de la mano, acariciándole la cara, la espalda o dándole un beso.
  • Ser receptivos ante las muestras de cariño del enfermo.
  • Ser expresivos a la hora de comunicarnos para así transmitir mejor emociones como alegría o sorpresa.

 

En resumen, es importante establecer y mantener una comunicación adecuada con personas con demencia. Para tal fin, nos podemos servir de ciertas pautas generales de actuación. Sin embargo, el trato tiene que ser lo más personalizado posible, indagando, conociendo y respetando los gustos y costumbres de la persona enferma.

 

Alba Sánchez Moya

Psicóloga. Especialista en Neuropsicología en CITEA.


Tipos de demencias y su principal sintomatología

Preguntas y respuestas, Profesionales hablan 2 Comentarios

tipos de demencias

De los tipos de demencias que existe, la enfermedad de Alzheimer es sin duda la más conocida, aunque está lejos de ser la única. Las alteraciones de las capacidades cognitivas se manifiestan en variados y diferentes tipos de demencias, cada una con propia sintomatología y evolución. A continuación repasamos las más frecuentes y sus rasgos principales.

La demencia es definida como una alteración adquirida que afecta a diferentes dominios cognitivos (atención, lenguaje, memoria, etc.) en ausencia de alteración del nivel de conciencia o delirium en el momento del diagnóstico.

Las demencias se han clasificado de diversas maneras a lo largo de la historia. En función de la edad de inicio de la enfermedad se puede distinguir entre tipos de demencias preseniles o de inicio precoz, y demencias seniles o de inicio tardío. Las primeras se presentan cuando el proceso degenerativo comienza antes de los 65 años, mientras que las segundas cuando su inicio aparece en edades más avanzadas. Por otra parte, según la localización cerebral, nos encontramos con tres tipos de demencias: las corticales, en las que se ven afectadas principalmente las áreas de asociación corticales; demencias subcorticales, en las que se comprometen principalmente la sustancia blanca subcortical y los ganglios de la base; y demencias cortico-subcorticales, que serían aquellas demencias que cursan con ambas alteraciones. En función de su etiología, podemos distinguir entre demencias primarias, en las que el proceso neurodegenerativo es debido a una alteración en el sistema nervioso central; y demencias secundarias, que son aquellas que aparecen durante el curso de otras enfermedades.

Cuatro tipos de demencias representan el 90% de los casos: Enfermedad de Alzheimer, Demencia Vascular, Demencia con Cuerpos de Lewy y Demencia Frontotemporal. Los límites entre las diferentes demencias no siempre están claros y a menudo coexisten formas mixtas. A continuación se explica brevemente en qué consiste cada uno de estos tipos de demencia:

Enfermedad de Alzheimer

De entre los diferentes tipos de demencia, la Enfermedad de Alzheimer es el más común y se presenta hasta en un 60-70% de los casos de personas afectadas por enfermedades neurodegenerativas. La enfermedad es más frecuente en el sexo femenino, con una ratio de 3 mujeres por 1 hombre.
El cuadro clínico comienza de forma insidiosa. Evoluciona en tres etapas: leve, moderada y severa. Suele comenzar con fallos en memoria episódica reciente, con relativa preservación de la memoria remota y procedimental, a lo que se van sumando otras alteraciones de funciones cognitivas tales como lenguaje y funciones ejecutivas, hasta llegar a un deterioro global en las fases más avanzadas de la enfermedad. A su vez, los síntomas neuropsiquiátricos son muy frecuentes, principalmente la irritabilidad, apatía, depresión, ansiedad y agitación.

Demencia Vascular

Para poder diagnosticar una Demencia Vascular, el paciente debe cumplir criterios de demencia y además presentar patología vascular cerebral constatada con técnicas de neuroimagen. Esta demencia está directamente asociada con la edad, dado que a mayor edad, aumentan los factores de riesgo de padecer alguna patología vascular cerebral. En las personas mayores coexisten con frecuencia la Demencia Vascular y la Enfermedad de Alzheimer. Los casos de Demencia Mixta pueden representar hasta la mitad de todos los casos de demencia. Es bastante frecuente en personas entre los 80 y 90 años.

Demencia con Cuerpos de Lewy

La Demencia con Cuerpos de Lewy se considera un trastorno de parkinsonismo atípico. Afecta principalmente a hombres de entre 70 y 75 años, su inicio suele ser insidioso y su curso fluctuante.
Los síntomas cardinales son la presencia temprana de alucinaciones visuales recurrentes, suelen ser imágenes en tres dimensiones completamente formadas y detalladas, normalmente personas o animales; parkinsonismo espontáneo y fluctuaciones cognitivas, que pueden manifestarse como periodos de confusión-lucidez; disminución marcada del arousal o largos periodos de somnolencia diurna. También puede caracterizar a esta demencia los trastornos conductuales, alteración del sueño, hipersensibilidad a los neurolépticos, caídas repentinas y síncope, pérdida transitoria e inexplicable de la consciencia, alucinaciones en otras modalidades, delirios sistematizados o depresión.

Demencia Frontotemporal

La Demencia Frontotemporal engloba un conjunto de síndromes que se caracterizan por una alteración progresiva del comportamiento o lenguaje, en relación con una afectación predominante de los lóbulos frontales y temporales. En los últimos estadios de la enfermedad encontramos ambas disfunciones, la conductual y la del lenguaje.
Presentan un inicio insidioso y progresivo. La edad típica de inicio está entre los 45 y 65 años. En función de los síntomas predominantes o del momento de aparición en la evolución de la enfermedad, se distinguen tres síndromes clínicos principales: la variante conductual o Enfermedad de Pick, la Afasia Progresiva Primaria y la Demencia Semántica.
Normalmente, al menos al inicio de la enfermedad, los pacientes con Demencia Frontotemporal no presentan un síndrome amnésico, hecho que los diferencia de la Enfermedad de Alzheimer.

Si te interesa el tema de las demencias y quieres mantenerte al día de nuestros artículos, suscríbete a nuestra newsletter mensual.

Alba Sánchez Moya.
Psicóloga. Especialista en Neuropsicología en CITEA.


¿Qué hay que hacer para prevenir la demencia?

Campaña de diagnóstico inicial, FORMACIÓN ALZHEIMER, Preguntas y respuestas Deje un comentario  

diagnóstico precoz para prevenir la demencia

Para prevenir la demencia es fundamental anticiparse y actuar ante los primeros síntomas. De ahí la importancia de detectar precozmente los signos de alarma y diferenciarlos del deterioro normal de las funciones de la persona. En este post te contamos algunas de estas claves.

A medida que envejecemos es común experimentar momentos de olvido. Sin embargo, cuando los olvidos se hacen frecuentes y repetidos y afectan muchas áreas de su vida, son una causa de preocupación. Algunos ejemplos de los olvidos más frecuentes son:

  • Repetir las mismas frases, preguntas, o historias en la misma conversación.
  • Confundirse acerca de qué día de la semana es.
  • No poder estar al tanto de lo que pasa cada día (por ejemplo: no poder recordar cuál de los medicamentos de la mañana tomó).
  • Dificultad al tomar decisiones o al manejar el dinero.
  • Perderse en lugares conocidos.
  • Tener amigos o familiares que están preocupados por su memoria.

Reconocer y diferenciar las pérdidas de memoria

Para establecer estrategias que nos permitan prevenir la demencia es necesario conocer y diferenciar los distintos tipos de alteraciones mnésicas (alteraciones de la memoria). En concreto existen tres tipos diferentes de pérdida de la memoria, los cuales tienen distintas causas:

  • Pérdida normal de la memoria

Declive cognitivo asociado al envejecimiento normal.

  • Pérdida reversible de la memoria

Algunos problemas médicos tales como reacciones a una medicación, tumores cerebrales, problemas de tiroides, traumatismos, fiebre alta, deshidratación, consumo de alcohol, deficiencia de vitamina B12 o escasa nutrición pueden causar síntomas como olvidos y pérdida de la memoria a corto plazo.
Las situaciones traumáticas o estresantes de la vida, así como también ciertas condiciones psiquiátricas (como ansiedad y depresión) igualmente pueden afectar la concentración y causar pérdida de la memoria a corto plazo. Así como el Deterioro Cognitivo Leve (DCL en adelante), entendido como el estadio intermedio entre el envejecimiento normal y la posible demencia.

  • Pérdida permanente de la memoria

Algunas enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer pueden causar daño permanente e irreversible a las células cerebrales.

Así pues, dada la importancia que supone discriminar entre los cambios cognitivos asociados a un envejecimiento normal del Sistema Nervioso y las distintas formas de enfermedades que implican deterioro neuropsicológico, ha aparecido el término DCL.

El DCL puede definirse como un declive de la función cognitiva superior al esperable por el envejecimiento típico; el declive suele reconocerse por quienes lo experimentan y ocasionalmente por las personas de su alrededor. No compromete su funcionamiento cotidiano.

En la actualidad todavía no está clara la progresión desde el DCL hasta la aparición de demencia, entre otras cosas porque no todos acaban desarrollando una demencia. Por tanto, el DCL podría ser un factor de riesgo elevado para desarrollarla, pero no un predictor irrevocable.

Importancia de la estimulación cognitiva

Así, el comienzo del tratamiento es un momento crucial, siendo lo idóneo su inicio en una fase previa a la enfermedad, es decir, cuando existe deterioro asociado al envejecimiento normal o DCL. Desde el ámbito de la neuropsicología la terapia que ha recibido un mayor interés en la intervención en demencias es la estimulación cognitiva.

CITEA cuenta con un Programa de Estimulación Cognitiva Preventiva, en el que se trabaja tanto en formato grupal como individual con el objetivo de mantener/potenciar el funcionamiento cognitivo y reducir el riesgo de padecer demencia.

En síntesis, todas aquellas acciones dirigidas a preservar la salud en el adulto mayor deben estar dirigidas al mantenimiento de la autonomía e independencia personal, aspecto que proporcionaría una mayor satisfacción y calidad de vida en personas de edad avanzada. Así, los adultos mayores con algún deterioro cognitivo pueden beneficiarse de la estimulación cognitiva preventiva, la cual le permite aumentar sus potencialidades y disminuir así, el riesgo de que este deterioro empeore.

Detectar a tiempo estos problemas es fundamental para prevenir la demencia o frenar su avance. Si necesita consultar un caso concreto, puede preguntar a nuestros expertos o ponerse en contacto con nosotros.

Personas con demencia que no reconocen su enfermedad

FORMACIÓN ALZHEIMER, FORMACIÓN PARA CUIDADORES, Preguntas y respuestas Deje un comentario  

anosognosia

Personas con demencia que no reconocen su enfermedad: Anosognosia.

CONSULTA:

Buenos días, mi padre de 70 años y con antecedentes familiares de demencia senil, desde hace un par de años viene dando señales de pérdida de memoria. Nos pregunta y nos cuenta muchas veces las mismas cosas en breve período de tiempo y a veces parece que no sigue las conversaciones o incluso la televisión. Sin embargo creemos que realmente no se da cuenta de hasta qué punto no recuerda las cosas y se niega a ir al médico, ya que él dice que son cosas de la edad. ¿Hay algo que podamos hacer si él no quiere ir al médico? ¿Cómo podemos hacerle ver la importancia del diagnóstico precoz? Agradecería cualquier orientación al respecto, ya que los que le rodeamos vemos la degradación, pero él parece no darse cuenta.
Un saludo.
Gracias de antemano.

Algunos pacientes con Enfermedad de Alzheimer no tienen conciencia de la enfermedad (lo que técnicamente se conoce como anosognosia) y niegan los problemas que observa su familia, aparentemente esto es lo que le podría suceder a su padre.

Cuando a estos pacientes se les pone en situaciones que evidencian sus alteraciones de memoria, tienden a dar excusas tales como la que usted nos comenta (que son cosas de la edad). Es muy complicado que colaboren con nosotros, se opondrán a cualquier intento de ayuda por parte de la familia.

Es importante entender que la negativa de su familiar de acudir a consulta forma parte de su enfermedad. Si se crea o mantiene una relación adecuada, las posibilidades de que su padre tenga una predisposición a colaborar con usted aumentarán.

“Algunas estrategias de actuación que pueden emplear para promover la colaboración de su padre”:

  • Evaluar la mejor hora para plantearle ir al médico. Las mañanas suelen ser un buen momento del día ya que por lo general la persona está descansada.
  • Establecer contacto visual, colocarnos a la altura de sus ojos. Si la persona no nos mira podemos girar suavemente su cabeza para intercambiar las miradas. También podemos utilizar el contacto físico para dar mayor seguridad y confianza.
  • Comenzar a hablarle sobre cosas agradables que le hayan sucedido puede ser también una buena estrategia.
  • Hablar con un tono de voz calmado, evitando gritar o gesticular demasiado. Es muy importante no discutir con la persona para no entrar en conflicto.
  • Permitir conductas alternativas o diferentes elecciones en la medida de lo posible. Por ejemplo al plantearle ir al médico, no obligarle a ir en un determinado momento, sino plantearle un par de alternativas posibles para que él pueda elegir.
  • Plantear las cosas como personas adultas que son y no como niños. Si a la primera no conseguimos que nos haga caso, dejarle un tiempo y volver a planteárselo más tarde.
  • Buscar la motivación mejor que la obligación. Exponerle que irá a su médico de cabecera a hacerse una revisión, en lugar de decirle que irá porque tiene pérdidas de memoria. Simplemente cambiando la forma de plantear la situación podemos hacer que cambie su forma de reaccionar ante ésta.

 

Por otro lado, en relación a la segunda pregunta que nos plantea, la falta de conciencia del déficit mencionada anteriormente puede impedir que su padre entienda la importancia de un diagnóstico precoz. Sin embargo, puede comprender la importancia de ejercitar la mente para mejorar/mantener su estado cognitivo. Es muy importante que sean comprensivos con su situación y eviten hablar delante de él como si no estuviera presente o hablar por él en determinados momentos.

Sin embargo, esto no quiere decir que no se deba comunicar el diagnóstico a nuestro familiar. El enfermo tiene derecho a conocer su diagnóstico y a saber en qué consiste su enfermedad. Aclaremos sus dudas y procuremos darle la seguridad de que no estará solo a lo largo de su evolución.

Muchas gracias por su consulta, espero haber servido de ayuda.

Alba Sánchez Moya. Psicóloga especialista en neuropsicología en CITEA.

Si quiere consultar cualquier cuestión puede hacérnosla llegar a través del AULA PREGUNTA-RESPONDEMOS


Cómo solicitar la ley de la dependencia

Preguntas y respuestas, Profesionales hablan, Proyectos sociales, recursos, Sin categoría Deje un comentario  

Junta_de_Andalucia_logo-01-180x135

Una consulta de C.N.S. para el Aula Pregunta-Respondemos: “Me gustaría saber si puedo pedir la Ley de la Dependencia, y si fuese así a qué lugar me tengo que dirigir. Gracias!!”

Responde Delfina Rodríguez Álvarez. Trabajadora Social en CITEA:

La ley 39/2006 de Promoción de la Autonomía y Atención a las Personas en situación de Dependencia, comúnmente conocida como Ley de la Dependencia, entró en vigor en enero de 2007, y actualmente continúa en vigor.

Los requisitos para ser beneficiario de los servicios y/o prestaciones ofrecidos por la Ley de la Dependencia son los siguientes:

  • Encontrarse en situación de dependencia en alguno de los grados establecidos por la Ley.
  • Tener nacionalidad española.
  • Residir en territorio español al menos durante cinco años, de los cuales dos serán inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.
  • Estar empadronado en la comunidad Autónoma donde se solicita.

El procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia y del derecho a las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia se iniciará a instancia de las personas titulares de derechos o de quienes ostentan su representación y tiene varios pasos:

1. SOLICITUD:

La solicitud irá acompañará, con carácter perceptivo, de la siguiente documentación:

a. DNI/ NIE/ NIF/ PASAPORTE de la persona solicitante.
b. Certificado/s de empadronamiento de la persona solicitante.
c. Informe de condiciones de salud (adjuntar solo en caso de pertenecer a MUFACE, MUGEJU o ISFAS).
d. En su caso, DNI/ NIE/ NIF/ PASAPORTE de la persona representante.

i. Sentencia judicial de incapacitación que designe a la persona representante o resolución judicial que nombre a dicha persona, en su defecto.
ii. Declaración de guardador/a de hecho.
iii. Autorización para la representación voluntaria.
iv. Poder notarial.
v. Declaración de mandato verbal.

Y se presentará en los servicios sociales comunitarios correspondientes al municipio de residencia de la persona solicitante.

2. VALORACIÓN:

Una vez completada la documentación, los Servicios Sociales Comunitarios la remitirán al correspondiente órgano de valoración, que comunicará a la persona solicitante el día y hora en que los profesionales del citado órgano acudirán a su domicilio o lugar de residencia para efectuar la valoración.

Al objeto de determinar el grado de dependencia, las personas encargadas de baremar realizarán los reconocimientos y pruebas correspondientes. La valoración se fundamentará en los correspondientes informes sobre la salud de la persona y sobre su entorno habitual, así como la información obtenida mediante la observación, la comprobación directa y la entrevista personal de evaluación llevada a cabo por el profesional cualificado y formado específicamente para ello.

Una vez concluida la valoración de la situación de dependencia el órgano de valoración elevará, a la persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería correspondiente en materia de servicios sociales, una propuesta de resolución conteniendo el dictamen sobre el grado de dependencia, con especificación de los servicios y prestaciones que la persona pueda requerir.

3. RESOLUCIÓN DE GRADO

La persona titular de la Delegación Provincial de la Consejería correspondiente en materia de servicios sociales dictará la correspondiente resolución, que determinará:

a. El grado de dependencia de la persona solicitante, con indicación de la efectividad del derecho a las prestaciones de dependencia.

b. Los servicios o prestaciones que, en su caso correspondan a la persona interesada de acuerdo con su grado de dependencia.

4. PROGRAMA INDIVIDUAL DE ATENCIÓN

Una vez comunicada la resolución de reconocimiento de la situación de dependencia a los Servicios Sociales Comunitarios que hayan iniciado la tramitación del procedimiento.

Éstos deberán realizar un informe social en el que se detalle la situación social, familiar y del entorno de la persona en situación de dependencia.

Durante la elaboración del Programa Individual de Atención se dará participación, a la persona beneficiaria, o en su caso, a su familia o entidades tutelares que la representen.

Los Servicios Sociales Comunitarios remitirán a la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de servicios sociales, además de la propuesta de programa individual de atención, las declaraciones, la documentación acreditativa de trámite de audiencia así como el informe social.

5. APROBACIÓN DEL PAI

La persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de servicios sociales dictará, previas las comprobaciones que procedan, resolución por la que se aprueba el Programa Individual de Atención.
Éste contendrá:

a. Datos y circunstancias personales y familiares de la persona en situación de dependencia.
b. Servicio o servicios prescritos, con indicación de las condiciones específicas de la prestación de éste, así como de la participación que en el coste del mismo pudiera corresponder a la persona en situación de dependencia en situación de dependencia según su capacidad económica.
c. En su caso, de no ser posible el acceso a un servicio público o concertado de atención y cuidado, prestación económica vinculada a un servicio.
d. Excepcionalmente, prestación económica para cuidados familiares, cuando la persona beneficiaria esté siendo atendida en su entorno habitual y se reúnan las condiciones adecuadas de convivencia y habitabilidad de la vivienda.
e. En su caso, prestación económica de asistencia personal, con indicación de las condiciones específicas de acceso a dicha prestación.

logo_cabecera

Para iniciar los trámites es preciso dirigirse a:

  • Las UTS del Ayuntamiento, Unidades de Trabajo Social, las cuales están divididas por zonas, pertenecientes a cada distrito.

Si necesitas más información sobre este tema puedes contactar con nuestro Gabinete de Asesoramiento gratuito.


¿Cuándo utilizar silla de ruedas o andador?

FORMACIÓN ALZHEIMER, Preguntas y respuestas, Profesionales hablan 1 Comentario

andador

Una persona interesada en consultar sobre cuando es oportuno utilizar el andador o utilizar la silla de ruedas para apoyar a una persona dependiente, realiza la siguiente pregunta:

Mi mamá cada vez anda peor y le cuesta mantener el equilibrio, siempre va con ayuda ya que sola no puede andar ¿si la empezamos a llevar de paseo en silla de ruedas aceleraremos que deje de andar lo poco que anda? O por casa puede andar un poco y luego ir al parque en silla y allí andar otro poco… tengo muchas dudas os agradecería me ayudaseis también os pregunto por el andador ¿hay que utilizarlo antes de acudir a la silla?.

En primer lugar, comentarle que para poder resolver sus dudas de forma precisa sería necesario conocer si la persona a la que usted hace referencia padece alguna enfermedad (Alzheimer, Parkinson, …) y en qué fase de la misma se encuentra, si ha sufrido accidente cerebrovascular o si las alteraciones de la marcha que presenta son consecuencias propias de la edad avanzada.

Asimismo, para poder indicarle cómo actuar con ella de forma concreta en relación a la marcha, se debería realizar previamente una valoración de fisioterapia en la que se evalúa, entre otros, el equilibrio, la coordinación de movimientos y la ejecución de la propia marcha (pasos, verticalidad, braceo, ritmo, base de sustentación, etc.).

No obstante, trataremos de responder a sus preguntas en términos generales:

En lo referente a los traslados, el objetivo que siempre nos marcamos es que se realicen de la forma más independiente posible, si sus capacidades físicas y cognitivas así lo permiten.

En el caso que nos comenta, parece ser que esa falta de equilibrio requiere ayuda de otra persona para caminar, incluso para trayectos cortos. Lo conveniente es incentivar al máximo posible la autonomía del paciente, por tanto, el paso previo a caminar con ayuda de otra persona, es intentar la marcha con ayuda del andador, aunque requiera de acompañamiento constante por el riesgo de caídas, ya que favorece la mencionada independencia en los traslados. Así pues, como primer objetivo se podría intentar que camine por el domicilio con andador y, posteriormente, hacerlo en la calle, realizando pequeños paseos en los que vayamos aumentando la distancia de forma progresiva.

Ahora bien, si la persona no presenta la adecuada fuerza muscular para caminar trayectos medios y largos, o con obstáculos, de forma que la propia marcha le produce excesiva fatiga incluso con descansos esporádicos y con andador, es aconsejable realizar los traslados en silla de ruedas, para evitar consecuencias negativas por sobresfuerzo. Para los trayectos medios y largos es necesario evaluar si la potencia muscular del tronco es suficiente como para mantener la verticalidad, y si la de los miembros inferiores y superiores, respectivamente, le permite realizar los pasos de forma correcta y empujar el andador, todo ello teniendo en cuenta el tiempo requerido para la distancia en cuestión.

Si llegamos a la conclusión de que es necesario realizar ciertos traslados en silla de ruedas (por ejemplo al parque que usted menciona), tener muy en cuenta que debemos evitar que “se acostumbre” a la silla de ruedas, es decir, evitar que se utilice para aquellos otros lugares o distancias que puede recorrer caminando, ya que dicha actuación facilitaría la debilidad muscular, la falta de equilibrio y, por tanto, sería perjudicial para su independencia funcional.

Por último, para favorecer el mantenimiento de la autonomía y correcta ejecución de la marcha, es indispensable que los pacientes realicen de forma independiente todas aquellas actividades de la vida diaria que puedan realizar (según sus capacidades físicas y cognitivas). Por ejemplo, a la hora de sentarse y levantarse, es positivo que reciban la mínima ayuda posible: es preferible que se levanten del asiento de forma independiente, sin logran hacerlo, aunque solamente sean capaces apoyando manos y tras varios intentos, a que se levanten “a la primera” pero con ayuda de otra persona.

Esperamos haber podido ser de su ayuda. Si necesitara más información, no dude en escribirnos. Muchas gracias.

Francisco Rodríguez Chacón. Fisioterapeuta.

Puedes consultar OTRAS CONSULTAS REALIZADAS

Puedes conocer el PROGRAMA DE FISIOTERAPIA DOMICILIARIA


¿Qué quieres saber sobre el Alzheimer?

FORMACIÓN ALZHEIMER, Preguntas y respuestas Deje un comentario  
¿Qué quieres saber sobre el Alzheimer?

cantavasco 049

El Alzheimer y otras demencias son síndromes que por mucho que se escuchan aún existen muchas dudas sobre ello, ¿qué es exactamente una demencia? ¿cómo se manifiestan en su comienzo o cuales son sus fases?, ¿el alzheimer es hereditario?, ¿es lo mismo demencia senil que Alzheimer? ¿cuales son las demencias? ¿es una enfermedad adquirida?. Todas ellas multitud de preguntas que realmente no se conocen sus respuestas a pie de calle. Es por ello por lo que en su momento abrimos el AULA PREGUNTA-RESPONDEMOS en CITEA, para que toda aquella persona interesada en conocer sobre éstos síndromes o sencillamente interesada en resolver una duda en concreto pueda hacerlo fácilmente y mediante un sólo mensaje. Nuestro equipo de profesionales está disponible en el día a día para responder a todas las cuestiones que surjan.
Si hay algo sobre lo que quieres saber sobre el Alzheimer sólo tienes que entrar en el AULA PREGUNTA-RESPONDEMOS y hacernos tu pregunta. O sencillamente si prefieres que te respondamos por teléfono también puedes llamarnos.

Por otro lado CITEA cuenta con un ÁREA DE FORMACIÓN específica para profesionales, para alumnos y para cuidadores, donde periódicamente vamos impartiendo formación adaptada desde lo básico a lo avanzado sobre la demencia y cuya asistencia es gratuita en sus variantes. Puedes conocer las conferencias realizadas y programadas.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies