La comunicación con el enfermo de Alzheimer y otras demencias

FORMACIÓN ALZHEIMER, FORMACIÓN PARA CUIDADORES, Preguntas y respuestas, Profesionales hablan Deje un comentario  

comunicación con enferma de Alzheimer

La comunicación con el enfermo de Alzheimer u otras demencias puede ser compleja a medida que la enfermedad avanza. Esto se debe a que estas personas experimentan alteraciones cognitivas y del comportamiento que afectan a su capacidad para comunicarse y establecer relaciones sociales de calidad. En este post exponemos algunas prácticas y consejos de utilidad para facilitar la comunicación del cuidador con el enfermo y del enfermo con su entorno.

Cada persona es única, por ello, la manera de manejar sus síntomas, así como la forma de acercarnos a ellos no es universal. Sin embargo, existen una serie de medidas para establecer una buena relación o comunicación con el enfermo que nos pueden servir de ayuda para gestionar ciertas situaciones. A continuación se describe buena parte de ellas:

Acercamiento:

  • Acercarnos poco a poco al enfermo, llamándole por su nombre o presentándonos nosotros, sin que sea de manera brusca para que no lo reciba de forma negativa, se sorprenda o asuste.
  • Establecer contacto visual, colocarnos a la altura de sus ojos. Si la persona no nos mira podemos girar suavemente su cabeza para intercambiar las miradas.
  • Utilizar el contacto físico al acercarnos para dar mayor seguridad y confianza.
  • Explicar qué vamos a hacer en cada momento.

 

La comunicación verbal con el enfermo de Alzheimer u otra demencia:

  • Tendremos que fijarnos en cómo nos habla el enfermo, si cada vez emplea frases más cortas y palabras más sencillas. Así es como nos tendremos que comunicar con él.
  • Entablar conversaciones sobre temas que sean del agrado del enfermo para que se anime a hablar.
  • Dar instrucciones simples. Podemos desglosar una orden en varias más sencillas.
  • Repetir las cosas las veces que sea necesario para que lo comprenda y para recordárselo.
  • Dar tiempo para que contesten. A la hora de procesar la información su cerebro actúa más lentamente por lo que tendremos que esperar un tiempo prudente hasta que nos responda.
  • Vocalizar correctamente, hablar de forma clara y lenta.
  • Utilizar un tono de voz agradable, tranquilo y con muestras de cariño.
  • Reforzar positivamente cuando realice bien una tarea o responda adecuadamente.

 

La comunicación no verbal con el enfermo de Alzheimer u otra demencia:

  • Acompañar nuestras conversaciones con gestos sencillos.
  • Saber escuchar y mostrar asentimiento cuando nos estén hablando.
  • Fijarnos en el lenguaje corporal para ver qué está ocurriendo. Por ejemplo, si el enfermo está intranquilo, abriendo las puertas y llevándose la mano a la zona baja de la tripa puede que tenga ganas de ir al baño.
  • Demostrar cariño cogiéndole de la mano, acariciándole la cara, la espalda o dándole un beso.
  • Ser receptivos ante las muestras de cariño del enfermo.
  • Ser expresivos a la hora de comunicarnos para así transmitir mejor emociones como alegría o sorpresa.

 

En resumen, es importante establecer y mantener una comunicación adecuada con personas con demencia. Para tal fin, nos podemos servir de ciertas pautas generales de actuación. Sin embargo, el trato tiene que ser lo más personalizado posible, indagando, conociendo y respetando los gustos y costumbres de la persona enferma.

 

Alba Sánchez Moya

Psicóloga. Especialista en Neuropsicología en CITEA.

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies