Estimulación física en grupo en Alzheimer: beneficios

FORMACIÓN PARA PROFESIONALES, Profesionales hablan, programas Deje un comentario  

estimulacion fisica en grupo

La estimulación física en grupo constituye una de las principales herramientas en el abordaje global al paciente de enfermedad del Alzheimer (EA) y otras demencias. Siempre se intenta que este tipo de talleres grupales sean lo más amenos y divertidos posible, con la intención de que el paciente lo perciba como una actividad lúdica y no como una imposición. Veamos cuáles son esas ventajas.

La estimulación física en grupo, como otras muchas actividades que se desarrollan como taller colectivo con otros pacientes, cuenta con la ventaja de convertir una práctica terapéutica en un espacio de ocio para la persona, lo que facilita su aceptación. Entre la multitud de beneficios de este tipo de talleres grupales, este incide directamente sobre el estado físico de paciente, logrando:

  • Aumentar nivel de actividad.
  • Conservar las aptitudes motrices.
  • Mejorar o mantener la movilidad de las articulaciones.
  • Mejorar o mantener el tono y flexibilidad muscular de los miembros superiores e inferiores.
  • Mejorar o mantener estado circulatorio y favorecer retorno venoso.
  • Mejorar o mantener la motricidad fina.
  • Mejorar o mantener la coordinación óculo-manual.
  • Mejorar o mantener la propiocepción.
  • Mejorar o mantener los equilibrios estático y dinámico.
  • Mejorar o mantener el patrón de marcha.
  • Reducir el riesgo de caídas.

Estimulación física en grupo y alteraciones cognitivas

Es importante señalar que el ejercicio debe ocupar un lugar importante en la vida del paciente, ya que además de mejorar su estado físico también lo hará su estado de ánimo. Por tanto, la práctica del ejercicio es una medida fundamental ante los trastornos del comportamiento como la agitación, los trastornos del sueño, la apatía o el aislamiento.

Además, junto a la tendencia a la amnesia, es frecuente encontrar sintomatología en el paciente que contribuye a potenciar la progresiva pérdida de contacto con el mundo exterior: pérdida de la noción del tiempo, desubicación espacial, dificultad en la comunicación y cambios en el comportamiento. Así pues, desde la estimulación física en grupo se abordan no sólo las deficiencias físicas que se dan en este tipo de demencias, sino que se pueden alcanzar paralelamente una serie de objetivos que inciden directamente sobre las alteraciones cognitivas presentes en la EA y otras demencias:

  • Estimular la memoria a través del movimiento.
  • Promover el trabajo en equipo y la sociabilidad a través de la actividad física.
  • Mejorar la autoestima a través del ejercicio físico.

Fisioterapeuta en CITEA
Francisco Rodríguez Chacón

 

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies