Terapia ocupacional para la demencia

FORMACIÓN ALZHEIMER, Profesionales hablan Deje un comentario  

atención personalizada

En la sección “Los profesionales hablan”, Mónica Guzmán Palomares, terapeuta ocupacional en CITEA nos cuenta sobre los beneficios de la Terapia Ocupacional para la demencia, como terapia no farmacológica.

Las terapias no farmacológicas contribuyen a la mejora de los cuidados de las personas con demencia, ya que uno de los objetivos principales de este tipo de terapias, entre ellas la Terapia Ocupacional para la demencia, es el de retrasar la evolución natural de la enfermedad y minimizar el esfuerzo del cuidador.

Como principales objetivos de la Terapia Ocupacional en el tratamiento de las personas con demencia destacan la estimulación de las capacidades cognitivas, mejorar el rendimiento funcional, mejorar el estado de salud general y reducir el impacto de la enfermedad en el funcionamiento diario.

Para ello, el Terapeuta Ocupacional usa actividades con propósito como principal herramienta de trabajo. Centra su foco de atención en la ocupación de la persona, entendiendo ésta como las actividades que todos realizamos diariamente y atribuimos un significado.

La realización de actividades terapéuticas con los enfermos, es uno de los tratamientos más eficaces para conseguir los objetivos antes mencionados, puesto que mediante determinadas actividades se estimula cognitiva y funcionalmente, consiguiendo beneficios importantes en el retraso de la enfermedad además de ser un recurso importante para el descanso del cuidador.

A través de la intervención funcional y multisensorial como método de tratamiento, las personas con demencia obtienen una serie de beneficios a nivel funcional, cognitivo, social, y afectivo-conductual.

  • A nivel funcional, se estimulan aquellas capacidades aún conservadas para realizar de manera autónoma las actividades de la vida diaria, mejorando así su calidad de vida y la de su cuidador.
  • En el aspecto cognitivo, se estimulan las funciones cognitivas que se van deteriorando y aquellas que aún conserva, de tal modo que todo ello favorezca posteriormente su participación en las actividades de la vida diaria.
  • Respecto a los beneficios afectivos-conductuales destacan la mejora de la desorientación y confusión, influencia sobre las alteraciones conductuales y mejora de la autoestima y estado de ánimo general.
  • A nivel social, se observa cómo a través de este tipo de terapia se favorece las relaciones interpersonales, aspecto que repercute positivamente en la calidad de vida del usuario.

En la intervención multisensorial, se realizan actividades encaminadas a estimular las destrezas sensoriales y perceptuales recibiendo estímulos a través de todos los sentidos.

La utilización de estímulos como la música, los olores, las imágenes y a través de actividades manipulativas; ayuda a las personas con demencia no sólo a relacionarse e interactuar con los demás, sino que también incide sobre estados de agitación, promoviendo la relajación y la calma.

En definitiva, son múltiples los beneficios que se pueden obtener a través de la Terapia Ocupacional para la demencia como tratamiento no farmacológico para estos síndromes.

logo_cabecera

Si tienes alguna cuestión sobre alzheimer o demencias puedes plantearla en el AULA PREGUNTA-RESPONDEMOS del blog

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies